En el matrimonio, ¿cómo se convierten los dos en una sola carne?

La definición de Dios del matrimonio se puede encontrar en Génesis 2:24: "Por tanto, dejará el hombre a su padre y a su madre, y se unirá a su mujer, y serán una sola carne.” (RVR1960) En la Biblia, la palabra hebrea basar se traduce a menudo como "carne", pero cuando se interpreta, siempre se refiere a la parte física de la humanidad. ¿Qué significa, entonces, que un hombre y una mujer se conviertan en "una sola carne" en el matrimonio?

La forma más obvia es a través del sexo. Esto se confirma en 1 Corintios 6:16 cuando Pablo dice que incluso un hombre con una prostituta se convierte en una sola carne con ella. El acto sexual es una manifestación de "una carne" físicamente y una metáfora de las otras formas en que un matrimonio se une.

Gran parte de la parte física de la vida implica el sustento: alimentación, vivienda, reparación. Un hombre y una mujer se convierten en una sola carne en el matrimonio cuando comparten estas cosas como una unidad. Se llama a un hombre a dejar a sus padres —para salir de su hogar y provisión— y convertirse en una sola carne con su esposa. Cuando el esposo y la esposa trabajan juntos en la vida, se unen y pueden incluso comenzar a parecerse entre sí.

La carne es también la forma en que respondemos activamente a lo que Jesús ha hecho por nosotros. Dios ha preparado buenas obras con anticipación para que las cumplamos (Efesios 2:10). Como "una sola persona", una pareja casada coordina sus esfuerzos para asegurar que hagan el trabajo, tanto como individuos como en equipo. Como sabe cualquier pareja rodeada de niños, iglesia, trabajo y amigos, los esposos y las esposas no pueden cumplir con los deberes que Dios les ha dado a menos que trabajen juntos.

Más allá de los asuntos prácticos y espirituales, debemos darnos cuenta de que nuestra carne pertenece a nuestro cónyuge (1 Corintios 7: 4), y la forma en que tratamos nuestro cuerpo necesita reflejar el respeto que tenemos por nuestro cónyuge. Por más trivial que parezca, las cosas como la forma física, los peinados y los tatuajes siempre deben considerarse teniendo en cuenta a su cónyuge. Caer en una mala salud por negligencia afecta directamente el estilo de vida de su cónyuge. Pedir información sobre ropa y peinados demuestra que te importa cómo te ve tu cónyuge. Esto también se aplica al comportamiento físico. Es irrespetuoso coquetear, vestirse de manera reveladora, o de alguna otra forma usar tu cuerpo y tus acciones para inferir que no eres una sola persona con tu cónyuge.

El mundo va a tratar de separar todo esto. Dirá que tu cuerpo es tuyo, para usarlo y tratarlo como mejor te parezca. Insistirá en que te debes ver de cierta manera o hacer ciertas cosas con tu cuerpo para encajar. También te alejará de la vida hogareña unida en nombre de la libertad, la independencia y lo que "mereces". En cambio, Dios dice que, en el matrimonio, una pareja se convierte en una sola carne, para vivir juntos, honrarse unos a otros con sus cuerpos y servirle con sus vidas combinadas.



Verdad relacionados:

¿Qué significa dejar y unirse?

¿Qué enseña la Biblia sobre el matrimonio?

¿Cuál es el propósito del matrimonio?

¿El sexo está destinado solo a la procreación o las parejas casadas pueden tener sexo solo por placer?

¿Cuáles son los pasos bíblicos para restaurar un matrimonio?


Volver a:
La verdad sobre el matrimonio






Buscar:



Navegación

Acerca

Fe