¿Cuál es el juicio final?

La Biblia enseña que cada persona enfrentará un juicio final. Hebreos 9:27 señala: "Y así como está establecido que los seres humanos mueran una sola vez, y después venga el juicio." Este juicio se describe más claramente cerca del final de la Biblia en Apocalipsis 20: 11-15. Estos versículos explican que toda persona cuyo nombre no se encuentre en el Libro de la Vida será arrojado al Lago de Fuego.

¿Cómo escapa una persona de este Lago de Fuego y pasa la eternidad con Dios en el cielo? Primero, está claro que no se alcanza el cielo debido a nuestra bondad. Todas las personas han pecado (Romanos 3:23). Nadie merece vivir en la presencia de Dios (Isaías 64:6).

Segundo, nadie puede alcanzar el cielo a través de trucos o engaños. Gálatas 6:7 es claro: "No se engañen: de Dios nadie se burla. Cada uno cosecha lo que siembra."

Tercero, está claro que este juicio es innegable. Pablo declaró en Hechos 17:31: "[Dios] ha fijado un día en que juzgará al mundo con justicia, por medio del hombre que ha designado. De ello ha dado pruebas a todos al levantarlo de entre los muertos»."

Una persona que quiere escapar de una sentencia al Lago de Fuego en el juicio final debe hacerlo a la manera de Dios. Jesucristo es el juez (Juan 5:22). Para evitar su juicio, una persona debe creer en él como el Hijo de Dios a través de la fe. Efesios 2:8-9 comparte: "Porque por gracia ustedes han sido salvados mediante la fe; esto no procede de ustedes, sino que es el regalo de Dios, no por obras, para que nadie se jacte." Juan 3:16 enfatiza además: "Porque tanto amó Dios al mundo, que dio a su Hijo unigénito, para que todo el que cree en él no perezca, sino que tenga vida eterna".

Para aquellos que han creído, Eclesiastés 11:9 ofrece más consejos para la vida: "Alégrate, joven, en tu juventud; deja que tu corazón disfrute de la adolescencia. Sigue los impulsos de tu corazón y responde al estímulo de tus ojos, pero toma en cuenta que Dios te juzgará por todo esto." El creyente puede alegrarse de que él o ella pasará la eternidad con el Señor. Sin embargo, los creyentes deben vivir con la eternidad en mente, sabiendo que Dios observa la forma en que vivimos nuestras vidas.

Al final, Mateo 25:46 enseña que los injustos "irán al castigo eterno, y los justos a la vida eterna". No habrá cambios en la condición de la situación después de la muerte. Hebreos 4:13 agrega: "Ninguna cosa creada escapa a la vista de Dios. Todo está al descubierto, expuesto a los ojos de aquel a quien hemos de rendir cuentas." Cada persona y sus acciones serán conocidas.

Una mirada de cerca a las enseñanzas de la Biblia con respecto al juicio final revela la necesidad de que cada persona reciba la salvación del Señor de inmediato. Además, los creyentes deben vivir vidas santas dedicadas a Él, sabiendo que ninguna acción está oculta al Señor.



Verdad relacionados:

El Juicio del Gran Trono Blanco - ¿Qué es eso?

A la luz del regreso de Cristo, ¿cómo debemos vivir nuestras vidas?

¿Cuál es la bendita esperanza?

¿Qué va a pasar en el tiempo del fin?

¿Cuál es la importancia de la segunda venida de Jesucristo?


Volver a:
La verdad sobre los últimos tiempos






Buscar:



Navegación

Acerca

Fe