¿Una persona tiene que asistir a la iglesia para ser salva?

La iglesia es de gran importancia, sin embargo, la Biblia es clara en que el camino al cielo es solo por fe en Cristo. Efesios 2: 8-9 señala que no hay obras involucradas en ganar nuestro camino al cielo: "Porque por gracia ustedes han sido salvados mediante la fe; esto no procede de ustedes, sino que es el regalo de Dios, no por obras, para que nadie se jacte." Asistir a la iglesia es bueno, pero no es motivo para merecer la vida eterna.

La participación de una persona en la iglesia no determina la entrada al cielo. Ir a la iglesia no hace que una persona se salve. Sin embargo, la Biblia enfatiza la importancia de la comunión cristiana en una iglesia local. La palabra traducida "iglesia" es la palabra griega ekklesia, una referencia a una asamblea que significa "llamados". La iglesia no es un edificio, sino los "llamados" de Dios, la reunión de personas con fe en Jesucristo.

Además, a los cristianos se les dice específicamente que "No dejemos de congregarnos, como acostumbran hacerlo algunos". Más bien, debemos alentarnos "unos a otros, y con mayor razón ahora que vemos que aquel día se acerca." (Hebreos 10:25). La participación en la iglesia es tanto un estímulo para nosotros como una oportunidad para alentar a otros.

La iglesia local es una familia, no un mero edificio. Una familia fuerte estará allí el uno para el otro durante los buenos y malos momentos. Estamos unidos por nuestra fe en Jesucristo, y buscamos ayudarnos unos a otros a acercarnos a Él y compartirlo con los demás. "Nosotros sabemos que hemos pasado de la muerte a la vida porque amamos a nuestros hermanos. El que no ama permanece en la muerte." (1 Juan 3:14), y si los amamos, desearemos pasar tiempo con ellos.

La iglesia es tan importante que la Biblia la llama la novia de Cristo. Efesios 5:25 enseña que el modelo del amor de un esposo por su esposa es el amor de Cristo por la iglesia. Al concluir el tema del matrimonio, Pablo dice: "Yo me refiero a Cristo y a la iglesia." (versículo 32). Si Dios piensa tan bien de la iglesia como para llamarla su "novia", debemos considerar nuestra comunión mutua extremadamente importante.

Si bien ninguna cantidad de asistencia a la iglesia llevará a una persona al cielo, una persona que es salva debe ser un asistente regular de la iglesia y un participante activo dentro de su iglesia. La participación de la iglesia es la norma esperada para alguien que sigue a Jesucristo. Nuestra salvación se encuentra en Jesús, y solo en Él (Hechos 4:12), y la iglesia es el contexto en el cual nos animamos unos a otros para crecer y servir activamente a los demás.



Verdad relacionados:

¿Qué es la Salvación?

¿Cuál es la verdad sobre la salvación?

¿Cuál fue el propósito de Dios al establecer la iglesia?

¿Por qué es tan valioso tener a la iglesia como familia?

¿Qué es la iglesia universal y cómo es diferente de la iglesia local?


Volver a:
La verdad sobre la iglesia






Buscar:



Navegación

Acerca

Fe