¿Cuál es la visión cristiana del fisicoculturismo / levantamiento de pesas?

El entrenamiento físico, como correr, levantar pesas, regímenes de ejercicio y fisicoculturismo, se aborda en 1 Timoteo 4: 8, pero solo para compararlo con el entrenamiento en piedad. Pablo le escribe a Timoteo que el entrenamiento físico tiene "algún provecho" pero la piedad “es útil para todo".

Nada en las Escrituras se refiere específicamente al fisicoculturismo o al levantamiento de pesas. 1 Corintios 6:20 nos dice que "honren con su cuerpo a Dios". Tratar de mantenerse sano y razonablemente en buena forma puede ser parte de esto, y el fisicoculturismo o el levantamiento de pesas pueden jugar un papel en ello. Sin embargo, cuando elevamos nuestro entrenamiento físico por encima del fortalecimiento de nuestra relación con Dios, estamos en desequilibrio. Todo aquello en lo que nos enfocamos que desplace a Dios, lo idolatramos (1 Juan 5:21). Al igual que otros pasatiempos y actividades, el fisicoculturismo y el levantamiento de pesas pueden volverse adictivos y / o convertirse en el foco de nuestra propia identidad.

Pablo escribe que elevó su relación con Jesús por encima de todo en su vida, y que su relación con Jesús serviría como el centro de sus otras relaciones. "Me propuse más bien, estando entre ustedes, no saber de cosa alguna, excepto de Jesucristo, y de este crucificado." (1 Corintios 2: 2). Nosotros deberíamos hacer lo mismo.

Cuando dedicamos tiempo a desarrollar músculos más grandes y más fuertes, debemos examinar nuestros motivos. ¿Lo estamos haciendo para nuestra propia gloria (1 Samuel 16: 7; Eclesiastés 1: 2) o para la gloria de Dios? "En conclusión, ya sea que coman o beban o hagan cualquier otra cosa, háganlo todo para la gloria de Dios." (1 Corintios 10:31).

Con cualquier actividad, debemos buscar la guía de Dios y pedirle sabiduría (Santiago 1: 5). También podemos tomar 1 Corintios 6:12 como nuestra guía: "’Todo me está permitido’, pero no todo es para mi bien. ‘Todo me está permitido’, pero no dejaré que nada me domine." 1 Corintios 10:23 dice de manera similar: "’Todo está permitido’, pero no todo es provechoso. ‘Todo está permitido’, pero no todo es constructivo."



Verdad relacionados:

¿Debería un cristiano hacer ejercicio? ¿Qué dice la Biblia sobre la salud?

¿Cómo debería ver el yoga un cristiano?

Buscar a Dios – ¿Por qué es importante?

¿Qué significa para los cristianos estar en el mundo pero no ser parte del mundo?

¿Qué dice la Biblia acerca del propósito de la vida?


Volver a:
La verdad sobre las decisiones de vida







Buscar:



Navegación

Acerca

Fe