¿Qué dice la Biblia sobre el fin del mundo?

La Biblia dice mucho sobre lo que sucederá con la tierra al final de los tiempos. Se observan muchos eventos específicos que incluyen el rapto (1 Tesalonicenses 4: 13-18), una tribulación de siete años (Apocalipsis 6-12), la batalla de Armagedón (Apocalipsis 19: 11-21), un reino milenario de 1.000 años dirigido por Jesús desde Jerusalén (Apocalipsis 20: 1-6), un levantamiento final de Satanás y sus seguidores (Apocalipsis 20: 7-10), un juicio final (Apocalipsis 20: 11-15), la destrucción de la tierra (2 Pedro 3:10), y la creación de un nuevo cielo y tierra libres de pecado y muerte (Apocalipsis 21-22).

Específicamente, el fin de la tierra a menudo se refiere a la destrucción del planeta tal como lo conocemos. El único pasaje que describe este evento es 2 Pedro 3:10 que dice: "Pero el día del Señor vendrá como un ladrón. En aquel día los cielos desaparecerán con un estruendo espantoso, los elementos serán destruidos por el fuego, y la tierra, con todo lo que hay en ella, será quemada." Esto señala que los cielos terminarán, el sol, la luna y las estrellas se quemarán (cuerpos celestes), y la tierra quedará quemada.

Apocalipsis 21: 1-2 dice: "Después vi un cielo nuevo y una tierra nueva, porque el primer cielo y la primera tierra habían dejado de existir, lo mismo que el mar." Simplemente establece que el primer cielo y la tierra se habrán ido, junto con el mar, y existirá una nueva realidad. El versículo 5 agrega al Señor diciendo: "¡Yo hago nuevas todas las cosas!"

2 Pedro 3: 11-13 describe cómo los creyentes deben responder al futuro fin del mundo: "Ya que todo será destruido de esa manera, ¿no deberían vivir ustedes como Dios manda, siguiendo una conducta intachable y esperando ansiosamente la venida del día de Dios? Ese día los cielos serán destruidos por el fuego, y los elementos se derretirán con el calor de las llamas. Pero, según su promesa, esperamos un cielo nuevo y una tierra nueva, en los que habite la justicia." Estas palabras incluyen varias aplicaciones importantes.

Primero, los creyentes deben vivir vidas santas y piadosas. Esto incluye cómo amamos a Dios así como a otras personas (Mateo 22: 37-40). Esto también afecta la forma en que compartimos nuestra fe, sabiendo que el tiempo es limitado y muchos aún no creen en Jesucristo como Señor.

En segundo lugar, debemos anticipar en gran medida nuestra futura morada con el Señor. Ya sea que muramos y entremos en la presencia de Dios o que Jesús regrese por nosotros durante nuestra vida, debemos "[animarnos] unos a otros con estas palabras." (1 Tesalonicenses 4:18). El fin del mundo es un consuelo para aquellos que creen en Cristo y viven diariamente para él.

Tercero, también podemos esperar con anticipación la eternidad con todo el pueblo de Dios. Esto incluirá a Abraham, Moisés, Elías, Rut, Josué, Ester, Pedro, María y otros santos de la Biblia, así como a familiares y amigos creyentes que nos precedieron. Podemos saber con seguridad que los veremos nuevamente en la eternidad, sabiendo que aquellos que creen en el Señor tienen vida eterna (1 Juan 5:13).



Verdad relacionados:

¿Qué es el apocalipsis?

¿Qué va a pasar en el tiempo del fin?

¿Cuándo regresará Jesús?

A la luz del regreso de Cristo, ¿cómo debemos vivir nuestras vidas?

¿Estamos viviendo en los últimos tiempos?


Volver a:
La verdad sobre los últimos tiempos






Buscar:



Navegación

Acerca

Fe