¿Existe el infierno?

No es bíblico aceptar la realidad del cielo mientras se rechaza la realidad del infierno. Ambos son lugares de existencia eterna consciente, de acuerdo con las Escrituras (Apocalipsis 20: 14–15; 21: 1–12). [Tenga en cuenta que en este artículo usamos el término "infierno" para referirnos ampliamente al lugar del tormento eterno consciente.]

¿Existe el infierno? Jesús enfrentó a las personas con el infierno y el peligro de pasar la eternidad allí con mucha más frecuencia de lo que describió el cielo. Sin embargo, hay pocos detalles sobre el infierno en la Biblia. Fue creado inicialmente para seres demoníacos (Mateo 25:41). Tres evangelios describen el infierno como un lugar ardiente (Mateo 18: 9; Marcos 9:43; Lucas 16:24). También se le describe como un lugar de oscuridad (Mateo 22:13), lleno de aflicción (Mateo 8:12) y un lugar de angustia continua (Marcos 9:48).

A lo largo de los siglos, líderes y otros han descartado la idea del infierno debido a la dificultad de imaginar un lugar eterno de castigo. Es mucho más fácil concentrarse en una encantadora eternidad de bondad. Pero el hecho de que muchos no quieran aceptar la realidad del infierno no lo hace menos real. El infierno existe. A otros les ha resultado difícil aceptar la realidad del infierno debido a representaciones no bíblicas del infierno, como un fuego subterráneo con demonios torturando a las personas con horquetas y cosas similares. Esta no es la imagen del infierno que se encuentra en la Biblia. El infierno es ciertamente un lugar terrible. Es un lugar alejado de Dios. Es un lugar de castigo. Es un lugar de existencia eterna para aquellos que rechazan la salvación a través de Jesucristo.

Imagine un lugar que es peor que perder la vista o las extremidades. Mateo 5: 29-30 usa solo esa imagen para enfatizar cuánto debemos querer evitar el infierno. "Por tanto, si tu ojo derecho te hace pecar, sácatelo y tíralo. Más te vale perder una sola parte de tu cuerpo, y no que todo él sea arrojado al infierno. Y, si tu mano derecha te hace pecar, córtatela y arrójala. Más te vale perder una sola parte de tu cuerpo, y no que todo él vaya al infierno."

Afortunadamente, aquellos que ponen su fe en Jesús como el único Hijo de Dios, quien murió en la cruz por nuestros pecados y resucitó en poder sobre la muerte, no tienen que enfrentar una eternidad en el infierno (Juan 3: 16-18). Si no está seguro de cómo recibir la salvación en Jesús, vea el siguiente artículo aquí.



Verdad relacionados:

¿Existe el cielo?

¿Hay realmente vida después de la muerte?

¿Qué sucede después de la muerte?

Muerte: ¿qué dice la Biblia al respecto?

¿Cómo puedo estar seguro de que cuando muera iré al cielo?


Volver a:
La verdad sobre la eternidad






Buscar:



Navegación

Acerca

Fe