¿Existe el cielo?

Sí, el cielo, el lugar donde Dios vive, existe. "Cielo" generalmente se refiere a un lugar más allá de la tierra; Esto puede incluir el aire, el espacio exterior o "los cielos de los cielos", que es el reino de Dios. En el lenguaje común, cuando nos referimos al cielo, generalmente estamos interesados en el lugar donde los creyentes habitarán con Dios después de la muerte. ¿Existe realmente este cielo? La Biblia indica que hay una especie de cielo temporal en el que los creyentes habitarán hasta que Jesús regrese. Después de que Jesús regrese y se cumplan las profecías de los últimos tiempos, la Biblia dice que habrá nuevos cielos y nueva tierra, que también incluyen una Nueva Jerusalén. Este será el cielo en el que los creyentes viven por la eternidad. La Biblia describe el cielo como un lugar donde no habrá enfermedad, muerte ni dolor (Apocalipsis 21: 1–4).

Apocalipsis 21: 23–27 describe el cielo de esta manera: "La ciudad no necesita ni sol ni luna que la alumbren, porque la gloria de Dios la ilumina, y el Cordero es su lumbrera. Las naciones caminarán a la luz de la ciudad, y los reyes de la tierra le entregarán sus espléndidas riquezas. Sus puertas estarán abiertas todo el día, pues allí no habrá noche. Y llevarán a ella todas las riquezas y el honor de las naciones. Nunca entrará en ella nada impuro, ni los idólatras ni los farsantes, sino solo aquellos que tienen su nombre escrito en el libro de la vida, el libro del Cordero."

Algunos rechazan la idea del cielo basada en conceptos erróneos de que el cielo es un lugar donde ángeles tocan arpas en las nubes, o es un servicio de la iglesia prolongado y eterno, que la descripción anterior disipa claramente. Otros rechazan la idea del cielo por motivos espirituales, eligiendo creer en algún aspecto de la reencarnación o que las personas dejan de existir cuando mueren. Ambas son creencias falsas. La Biblia es clara en que el cielo existe.

Eclesiastés 3:11 dice que Dios "ha puesto eternidad en el corazón”. La mayoría de las personas cree en algún tipo de vida después de la muerte y espera ser recompensada en el cielo (Mateo 7: 13–14). Pero la verdad es que la única forma en que pasaremos la eternidad en el cielo es si nos arrepentimos de nuestro pecado y ponemos nuestra fe en Jesucristo para salvación.

Hay una vida futura, y cada uno tiene la opción de elegir dónde pasar la eternidad. O elegimos estar en rebelión contra Dios aquí y por la eternidad, o elegimos someternos a Su plan de salvación y tener comunión con Él aquí y por la eternidad. El cielo existe, y es el hogar final de todos los que depositan su fe en Jesús. Lo sorprendente de la salvación es que la comunión con Dios comienza en nuestras vidas terrenales. No necesitamos esperar hasta el cielo para experimentar su bondad, y sin embargo, también sabemos que cualquier bien que experimentemos en la Tierra no es más que un anticipo de lo que tiene reservado para sus hijos (1 Corintios 2: 9).



Verdad relacionados:

¿Existe el infierno?

¿Dónde está el cielo?

¿Hay realmente vida después de la muerte?

¿Qué sucede después de la muerte?

¿Cómo puedo estar seguro de que cuando muera iré al cielo?


Volver a:
La verdad sobre la eternidad






Buscar:



Navegación

Acerca

Fe