¿Hay una manera adecuada de estudiar la Biblia?

Hay muchos métodos para estudiar la Biblia, pero ¿cuál es la forma correcta? Primero, es importante en cualquier tipo de estudio bíblico pedirle sabiduría a su autor celestial cuando la estudiamos (Santiago 1). No dependemos solo de nuestra sabiduría humana, sino que buscamos comprender los propósitos de Dios en sus palabras reveladas.

Siempre debemos tratar de entender un pasaje o versículo de la Escritura dentro de su contexto más amplio. En otras palabras, no es aconsejable elegir un solo verso e interpretarlo sin mirar el contexto circundante para comprender el propósito más amplio involucrado en la enseñanza en particular.

Parte de comprender el contexto es comprender el mensaje original del pasaje. Podemos hacer preguntas como, ¿con quién estaba hablando Jesús en la sinagoga? ¿Por qué fue importante su referencia al Sábado? ¿Por qué algunas personas trataron de matarlo como resultado de su enseñanza? Hacer tales preguntas sobre el contexto original del relato puede ayudar a comprender mejor la importancia de las enseñanzas clave.

El estudio de la Biblia se puede mejorar a través del estudio de pasajes relacionados. Los reformadores protestantes a menudo enseñaron que una persona debe interpretar las Escrituras con las Escrituras. La idea es que la Palabra de Dios es coherente y que otros lugares que hablan sobre el mismo tema en la Biblia pueden aportar mayor comprensión. Por ejemplo, muchos pasajes del Libro de Hebreos se relacionan con las enseñanzas del Antiguo Testamento. Estudiar estos pasajes relacionados puede enriquecer el estudio y la aplicación de los principios del Nuevo Testamento.

El estudio de la Biblia también se puede mejorar en comunidad con otros. Esto puede incluir estudiar con otras personas, así como con otros recursos. Tenemos acceso a la mayor cantidad de conocimiento académico en la historia sobre los temas que discute la Biblia y podemos aprender mucho de aquellos que nos precedieron. También podemos desafiarnos y alentarnos unos a otros mientras estudiamos en un entorno grupal, ya sea con una persona, con un grupo pequeño, en un salón de clases o como congregación.

El estudio de la Biblia debe incluir un aspecto de aplicación. La Biblia no está diseñada solo para informarnos; está diseñada para transformarnos. 1 Corintios 13: 2 enseña: "Si tengo el don de profecía y entiendo todos los misterios y poseo todo conocimiento, y si tengo una fe que logra trasladar montañas, pero me falta el amor, no soy nada." Todo el conocimiento del mundo no nos ayudará si no buscamos vivir el amor de Dios en nuestras vidas.



Verdad relacionados:

¿Es la Biblia realmente la Palabra de Dios?

¿Cuáles son algunos métodos buenos de estudio de la Biblia?

¿Qué es la iluminación bíblica?

Hermenéutica bíblica: ¿qué es?

¿Qué principios se usan en la exégesis bíblica?


Volver a:
La verdad sobre La Biblia






Buscar:



Navegación

Acerca

Fe