Para los creyentes en Jesús, ¿cuál será el estado eterno?

Conocemos pocos detalles sobre el estado de los creyentes en la otra vida en el cielo. Lo que sí sabemos proviene de la Biblia y nos ofrece pistas que señalan a algunas cosas maravillosas.

Primero, sabemos que el estado eterno del creyente es uno de "vida eterna". La palabra "eterno" que se usa con más frecuencia en la Biblia es el griego aionos, que significa que no tiene principio ni fin, o tiene un principio pero no tiene fin. La palabra para "vida" asociada con la eternidad es el griego zoe. Esto describe un tipo específico de vida sin fin; No es meramente la vida biológica lo que dura para siempre, sino una calidad de vida.

La Biblia dice que las personas que creen reciben cuerpos resucitados (1 Corintios 15:42) que serán glorificados, o especialmente diseñados, para la existencia eterna. Sabemos que viviremos en estos cuerpos en un cielo nuevo y una tierra nueva, y la Nueva Jerusalén será traída de Dios a esa tierra nueva (Apocalipsis 21: 1–27).

Juan describe lo que escuchó y vio en Apocalipsis 21: 3: "Oí una potente voz que provenía del trono y decía: «¡Aquí, entre los seres humanos, está la morada de Dios! Él acampará en medio de ellos, y ellos serán su pueblo; Dios mismo estará con ellos y será su Dios." Estaremos con Dios por la eternidad (1 Tesalonicenses 4:17).

No solo nuestros cuerpos serán diferentes en nuestro estado eterno, sino que nuestra experiencia será diferente a la vida que conocemos en la tierra. En su mayor parte, las diferencias descritas en la Biblia son lo que estará ausente de nuestra experiencia: muerte, duelo, llanto, dolor, la maldición del pecado, malos recuerdos, angustia (Apocalipsis 21: 4; 22: 3; Isaías 65: 17) 1 Corintios 2: 9 cita a Isaías 64: 4: "Sin embargo, como está escrito: «Ningún ojo ha visto, ningún oído ha escuchado, ninguna mente humana ha concebido lo que Dios ha preparado para quienes lo aman”.

¿Qué haremos en nuestro estado eterno? Serviremos y adoraremos a Dios (Apocalipsis 22: 3), lo veremos cara a cara (Apocalipsis 22: 4), viviremos en perfecta salud (Apocalipsis 22: 2) y en santidad (Apocalipsis 22: 5). Este lugar donde viviremos, el cielo, será donde "mora la justicia" dice 2 Pedro 3:13.

Estos nuevos cuerpos y nuevos lugares han sido parte del plan de Dios para los que se salvan (Romanos 8:30; Filipenses 1: 6). Esta maravilla es posible para nosotros por el sacrificio de Jesús al venir a la tierra, morir en la cruz y tener el poder sobre la muerte como lo muestra su resurrección (Juan 3: 14-16).



Verdad relacionados:

¿Existe el cielo?

¿Quién irá al cielo?

¿Nos dice la Biblia cómo es el Cielo?

¿Qué dice la Biblia acerca de los nuevos cielos y la nueva tierra?

¿Cómo puedo estar seguro de que cuando muera iré al cielo?


Volver a:
La verdad sobre la eternidad






Buscar:



Navegación

Acerca

Fe