¿Es la verdad relativa?

Se ha vuelto algo popular pensar que la verdad es relativa. Después de todo, a una persona le gusta el helado de vainilla y la otra persona prefiere el de chocolate. Seguramente no es "verdad" que la vainilla es superior al chocolate. Del mismo modo, una persona disfruta de la música clásica, mientras que la otra prefiere el pop contemporáneo. Y luego está el hecho de que las cosas cambian tan radicalmente con el tiempo. Una vez fue cierto que el correo físico eran la única forma de enviar correspondencia a largas distancias, pero ahora podemos comunicarnos instantáneamente a lo largo de miles de kilómetros. La esencia misma del mundo parece ser el cambio, y la noción de "verdad" conlleva una inmutabilidad absoluta que parece irreconciliable a nuestra experiencia. Aún más, las innumerables disputas sobre asuntos de suma importancia, como la religión, el aborto, la pena de muerte, los impuestos y el calentamiento global, parecen descartar el hecho de que cualquier persona (o punto de vista) pueda ser el "correcto". La verdad, parece, es de hecho relativa.

Sin embargo, afirmar que "la verdad es relativa" es en sí misma una afirmación relativamente verdadera. El que escucha tal afirmación está bajo la compulsión lógica de rechazarla. La noción de la "verdad relativa" es autodestructiva porque no puede soportar su propio peso; esta aseveración no puede sobrevivir cuando está sujeta a sí misma. Decir que la verdad es relativa es hacer una afirmación de verdad de que no hay verdad.

Pero hasta ahora, todo esto suena como un montón de titubeos sobre palabras. Es el mundo ideal del que los profesores universitarios de chaquetas de tweed conversan mientras beben su café costoso. ¿Hay alguna forma de abordar sustantivamente el tema de la verdad de una manera significativa (y comprensible)? La respuesta corta es “sí”. Lo que sigue a continuación es un breve esbozo.

En pocas palabras, la verdad es la realidad. Parafraseando a Aristóteles, hablar en verdad significa decir lo que realmente es y lo que no. La verdad es la mente que se ajusta a la realidad tal como existe. Es el intelecto y el mundo que operan en el mismo plano, que se conectan perfectamente entre sí. La verdad es más que una simple idea o colección de ideas que no son contradictorias (por ejemplo, coherencia). En cambio, la verdad se obtiene cuando existe una identidad entre un sujeto que conoce y un objeto conocido. Una persona comprende la verdad de la misma manera que comprende la existencia de las cosas, que es en realidad anterior a la forma en que comprende incluso su propia existencia.

La única manera de dejar la inutilidad de la verdad relativa es comprender que el conocimiento debe comenzar con cosas y no ideas sobre las cosas. Esto puede parecer contraintuitivo, ya que muchas personas han sido desafortunadamente condicionadas a aceptar la prisión de su propia mente. Es decir, han sido condicionados de una forma u otra por la filosofía moderna para pensar que existe una "brecha" entre sus percepciones e ideas (por ejemplo, estados mentales) y las cosas que existen fuera de sus mentes. Un ejemplo podría ser útil para ilustrar.

Considere que en una habitación que de otro modo estaría vacía, hay una persona y una pelota de tenis amarilla. Podríamos preguntarle a la persona sobre la pelota. "¿De qué color es?" El responde "amarilla". Luego preguntamos, "¿cómo lo sabes?", y la persona nos mira con curiosidad. A lo que insistimos, "¿lo sabes porque tenías en mente la idea de una pelota de tenis amarilla y luego razonaste que la causa de la idea debe ser que hay una alta probabilidad de una pelota amarilla? ¿O simplemente entendiste que había una pelota amarilla? " La mayoría de las personas optaría por la última de estas opciones. Sin embargo, la visión predominante en filosofía (y disciplinas relacionadas), que posteriormente ha permeado la cultura, es que la pelota en sí misma no es comprendida.

Sin embargo, creer este punto de partida impuesto artificialmente no deja más remedio que cuestionar la validez última de la percepción sensorial y el mundo externo, y así nace el escepticismo (implícito o explícito) acerca de conocer verdaderamente lo que está "allá afuera". A su vez, esto engendra la noción de que todo lo que uno puede afirmar está ligado a estados mentales subjetivos, lo que luego conduce a "es verdad para tí pero no para mí".

Algunas aclaraciones son necesarias en este punto. Hay una diferencia entre decir "es verdad que el helado de vainilla es mejor que el de chocolate" versus "es verdad para mí que no existe el helado de vainilla". Una de estas proposiciones expresa algo sobre el mundo, mientras que la otra simplemente muestra una preferencia sobre algo en el mundo. Puede ser cierto que la persona A piensa que la vainilla es mejor que el chocolate, pero es manifiestamente absurdo pensar que esto es lo mismo que negar la existencia de la temperatura o del helado en sí.

En uno de los versos más famosos de la Biblia, Jesús dice: " —Yo soy el camino, la verdad y la vida —le contestó Jesús—. Nadie llega al Padre sino por mí." (Juan 14: 6). Esta es una declaración teológicamente densa, llena de significado de principio a fin. Pertinente a esta discusión es la afirmación de Jesús de "ser" la verdad. Podemos aprender mucho acerca de la verdad de esta misma declaración de nuestro Señor.

Las palabras que hablamos (verbalmente o en el pensamiento) pueden ser ciertas, pero no son verdad en sí mismas. La realidad es la vara de medir de nuestras palabras. La Palabra de Dios (Cristo) como Dios verdadero (Juan 1: 1-3) no se mide por nada, pero es aquella por la cual todas las cosas se miden porque es por Su voluntad que existe cualquier cosa. Por lo tanto, todo es verdadero en la medida en que es similar a la Palabra. En su naturaleza divina, Jesús es verdad porque es la única fuente de toda realidad. Él crea y sostiene todas las cosas (Hebreos 1: 3, Colosenses 1:17). Afirmar que la verdad es relativa es contradecir directamente a la Palabra de Dios. Dios es la realidad en el sentido más completo. Él creó el universo y todo lo que hay en él (Génesis 1: 1). Y Él nos creó para conocerlo (1 Juan 1: 2-4).



Verdad relacionados:

¿Qué es el subjetivismo?

¿Qué es la verdad absoluta?

¿Qué es la verdad?

¿Qué se entiende por suficiencia de las Escrituras? ¿Cómo es suficiente la Biblia?

¿Qué partes de la Biblia se aplican a nosotros hoy? ¿Cómo podemos saberlo?


Volver a:
La verdad sobre la visión del mundo
Copyright 2011-2019 Got Questions Ministries - All Rights Reserved. es la verdad relativa
¿Cuál es la verdad sobre la salvación?