¿Qué es la providencia divina?

La providencia divina es una doctrina que describe la capacidad de Dios para administrar o gobernar todas las cosas en Su deseo de expresar Su amor y cuidado. En resumen: Dios tiene el control.

Algunos creen que el azar o el destino gobierna el universo, pero la Biblia nos muestra lo contrario. Es evidente en la Biblia que Dios controla el universo (Salmo 103: 19), el mundo físico (Mateo 5:45), las naciones (Salmo 66: 7) y el destino humano (Gálatas 1:15).

La voluntad y los propósitos de Dios solo pueden ser perseguidos y cumplidos si Él es soberano. Las promesas de Dios no tendrían sentido si no pudiera cumplirlas. Él solo puede cumplir sus promesas si la providencia divina es verdadera, si Dios está realmente en control. Como parte de esta divina providencia, Dios ha creado un orden natural. Cuando los humanos descubren las leyes de la naturaleza, simplemente entendemos cómo Dios arregló este mundo para que funcione. La naturaleza funciona como lo hace porque Dios determinó que así fuera. Dios todavía tiene autoridad sobre las leyes de la naturaleza y puede intervenir en el orden natural de las cosas si así lo desea.

La providencia divina es verdadera y, sin embargo, al mismo tiempo, cada persona tiene libre albedrío: la capacidad de tomar decisiones consecuentes. Conjugar la verdad del libre albedrío humano con la divina providencia de Dios es paradójico, seguro. Sin embargo, sabemos que ambas cosas son ciertas.

Vemos un ejemplo de providencia divina y libre albedrío humano en los primeros años de la vida de Saulo/Pablo. Como líder religioso judío, Saúl dirigió la persecución de la iglesia primitiva (su voluntad), pero luego entendió que se había puesto en contra de la voluntad de Dios para su vida (Hechos 26:14). Pablo se convirtió en el "apóstol de los gentiles" y sus cartas divinamente inspiradas constituyen gran parte del Nuevo Testamento.

También podemos ver tanto el libre albedrío como la soberanía de Dios en la vida de José. Los hermanos de José lo vendieron como esclavo, lo que lo llevó a su encarcelamiento en Egipto. Ese encarcelamiento eventualmente llevó a José a convertirse en primer ministro. En este puesto, pudo salvar la vida de su familia, incluidos sus hermanos, durante una hambruna (Génesis 50: 15–21). José fue fundamental no solo para salvar a los miembros de su familia, sino también para salvar a muchos en la tierra. José les dijo a sus hermanos: "Es verdad que ustedes pensaron hacerme mal, pero Dios transformó ese mal en bien para lograr lo que hoy estamos viendo: salvar la vida de mucha gente." (Génesis 50:20). La voluntad de las personas y la voluntad de Dios trabajan juntas para lograr los objetivos de Dios.

En una de las historias más conocidas de la Biblia, Judas Iscariote miente, engaña, roba y finalmente traiciona a Jesús en manos de sus enemigos. Dios usó las decisiones de Judas para cumplir su voluntad al proporcionar la salvación a través de la muerte y resurrección de Jesús. Sin embargo, Judas todavía era responsable de sus elecciones. Jesús dijo: "A la verdad el Hijo del hombre se irá según está decretado, pero ¡ay de aquel que lo traiciona!" (Lucas 22:22)

Dios nos concede elecciones significativas, pero aun así está completamente en control. Él juzgará todo pecado porque es santo y justo. También cumplirá el plan y los propósitos de su reino. Para aquellos que aman a Dios, Él hará que todas las cosas trabajen juntas para bien (Romanos 8:28). No entendemos por qué Dios permite todo lo que hace, pero podemos confiar en Su carácter. Él es soberano y es bueno.

Tal vez el versículo más característico de la Biblia sobre la providencia divina y las circunstancias que la gente crea es Romanos 8:28: "Ahora bien, sabemos que Dios dispone todas las cosas para el bien de quienes lo aman, los que han sido llamados de acuerdo con su propósito." Es importante tener en cuenta que "todas las cosas" significan "todas" las cosas. Todas las cosas funcionan juntas para cumplir la voluntad de Dios solo porque Dios es soberano.

Aunque Dios a menudo trabaja indirectamente (en el sentido de que su voluntad se cumplirá debido a lo que puso en marcha, como las leyes físicas de la naturaleza), a veces interviene dramáticamente en la historia o en nuestras vidas de una manera extraordinaria para cumplir su voluntad. En el caso de Saulo/Pablo, Él apareció como una luz resplandeciente, cegando a Saulo durante tres días (Hechos 9: 1–19).

Dios debe tener el control de todas las cosas, o simplemente no sería Dios. Los humanos deben tener alguna medida de libre albedrío o simplemente seríamos robots. Las cosas funcionan mejor cuando nos sometemos a Dios, confiando en Él y siguiendo Sus caminos.



Verdad relacionados:

¿Cuáles son los atributos de Dios?

¿Es Dios omnipotente? ¿Qué significa ser omnipotente?

¿Es Dios omnipresente? ¿Qué significa ser omnipresente?

¿Es Dios omnisciente? ¿Qué significa ser omnisciente?

¿Cómo sabemos si una doctrina es realmente bíblica?


Volver a:
La verdad sobre la teología







Buscar:



Navegación

Acerca

Fe