¿Qué dice la Biblia acerca de disciplinar a los hijos?

La Biblia proporciona dos principios importantes a los padres con respecto a la disciplina de sus hijos. Primero, los padres son responsables de la disciplina de sus hijos. Segundo, las Escrituras ofrecen información sobre ciertas formas de disciplina que pueden ayudar.

La primera área, la responsabilidad de los padres por la disciplina infantil, es crucial. Si bien los maestros u otras personas influyentes pueden ayudar en la disciplina de los niños, la Biblia deja claro que la disciplina de los hijos es responsabilidad de los padres. Proverbios 19:18 enseña: "Corrige a tu hijo mientras aún hay esperanza". En el Nuevo Testamento, Efesios 6: 4 agrega: "Y ustedes, padres, no hagan enojar a sus hijos, sino críenlos según la disciplina e instrucción del Señor." La disciplina es cómo un padre ayuda a enseñar a un hijo el bien y el mal, preparándolos para el éxito en la vida adulta.

La disciplina es también un signo de amor. Proverbios 13:24 dice: "No corregir al hijo es no quererlo; amarlo es disciplinarlo." Aunque la disciplina no es agradable en el momento para el padre o el hijo (Hebreos 12:11), es una parte importante de ayudar a criar a un hijo para que sepa lo que está bien y lo que está mal (Apocalipsis 3:19).

El resultado de una disciplina apropiada se encuentra en Proverbios 29:17: "Disciplina a tu hijo, y te traerá tranquilidad; te dará muchas satisfacciones." Un niño bien entrenado que sabe cómo vivir una vida de integridad trae alegría a los padres.

El resultado de la disciplina apropiada será un hijo que respetará a sus padres. Como dice Hebreos 12: 9 : "Después de todo, aunque nuestros padres humanos nos disciplinaban, los respetábamos. ¿No hemos de someternos, con mayor razón, al Padre de los espíritus, para que vivamos?" Proverbios 12: 1 agrega: "El que ama la disciplina ama el conocimiento, pero el que la aborrece es un necio." Proverbios 13: 1 comparte: "El hijo sabio atiende a la corrección de su padre, pero el insolente no hace caso a la reprensión.".

Segundo, las Escrituras hacen referencia a maneras de disciplinar a un niño. Proverbios 29:15 habla de usar una vara, un problema que ha causado gran preocupación a muchas personas en la actualidad. Sin embargo, el principio no tiene nada que ver con el abuso infantil. En cambio, el uso de una vara que se usaba para los azotes ofrecía una forma inmediata y clara de castigo que ayudaba a los niños a saber lo que estaba mal. Si se aplica apropiadamente, esto no dañará físicamente ni provocará a la "ira" a los niños (Efesios 6: 4), sino que ofrecerá límites claros para el comportamiento infantil.

Dicho esto, esto no significa que un padre debe azotar a un hijo o que no se pueden usar otras formas de castigo. Cada familia debe determinar la mejor manera de disciplinar a sus propios hijos de manera que demuestren amor y fomenten el desarrollo de los hijos hacia un comportamiento apropiado. Los padres cristianos están llamados a ser responsables de la disciplina de sus hijos y a usar métodos apropiados y de cuidado para ayudar a los niños a convertirse en hombres y mujeres jóvenes de integridad.



Verdad relacionados:

¿La paternidad piadosa da como resultado hijos piadosos (Proverbios 22: 6)?

Sobreviviendo a la adolescencia - ¿Cómo puedo criar a mi hijo adolescente de la manera apropiada?

¿Cómo debe ser un padre cristiano según la Biblia?

¿Cómo debería ser una madre cristiana según la Biblia?

¿Qué dice la Biblia acerca de los abuelos?


Volver a:
La verdad sobre la familia






Buscar:



Navegación

Acerca

Fe