¿Hay una diferencia entre un talento y un don espiritual?

La Biblia señala que las personas son creadas a imagen de Dios (Génesis 1:27), lo que significa, en parte, que todas las personas tienen ciertos talentos y habilidades creativas que pueden ser usadas para servir a otros. Aquellos que vienen a la fe en Cristo tienen también al menos un don espiritual (1 Corintios 12: 6-7) que puede ser usado para el bien común de los creyentes en la iglesia y alcanzar a aquellos quienes aún no conocen a Cristo.

Los talentos naturales y los dones espirituales están estrechamente relacionados. Un creyente con un talento musical también puede tener el don espiritual de la edificación y puede usar la música para dar ánimo e inspirar a otros a acercarse más al Señor. Una persona que es un organizador talentoso, también puede ser un cristiano que tenga el don de liderazgo y supervise las actividades cristianas de manera tal que los creyentes crezcan y se alcance a los incrédulos.

Abundan los ejemplos de creyentes que usan talentos naturales. Nehemías usó sus habilidades para gobernar Jerusalén y reconstruir el muro del templo. Aholiab y Bezalel fueron dotados en habilidad artística y artesanía para supervisar el tabernáculo judío (Éxodo 31: 1-5). Lidia "vendía telas de púrpura" y usó su habilidad para apoyar el ministerio de Pablo y sus asociados (Hechos 16: 14-15).

Hay dos diferencias principales entre los talentos y los dones espirituales. Primero, un talento puede estar disponible para creyentes o no creyentes. Cada persona es creada con ciertas habilidades que pueden ser de beneficio a otros. Sin embargo, los creyentes en Jesús son los que tienen dones espirituales que benefician a otros creyentes y ayudan en la divulgación del evangelio a los incrédulos.

Segundo, los dones espirituales son más específicos que los talentos naturales en la Biblia. 1 Corintios 12-14, Romanos 12, Efesios 4: 11-16 y 1 Pedro 4: 10-11 todos hablan de habilidades espirituales de una manera especial que las separa de los talentos naturales. Si bien a menudo se debate sobre las definiciones y usos de estos dones, la Biblia específicamente señala a ciertos dones espirituales. Si bien es posible que existan otros dones espirituales, los que se mencionan específicamente en las Escrituras se proveen para que los lectores los identifiquen de mejor manera y practiquen maneras de servir al cuerpo de Cristo y al evangelio.

Por supuesto, los talentos y habilidades naturales dados por Dios pueden y deben ser usados para honrar también a Dios. En 1 Corintios 10:31 se nos dice: "En conclusión, ya sea que coman o beban o hagan cualquier otra cosa, háganlo todo para la gloria de Dios." La capacidad de cocinar, cantar, construir casas, cultivar, enseñar a los niños, trabajar en ingeniería, servir en campos médicos, y otros talentos son todas habilidades dadas por Dios que se pueden usar para honrarlo. Si bien los incrédulos pueden usar estos talentos para el bien, a los creyentes en Cristo se les llama a usar estos talentos, junto con los dones espirituales, para la gloria de Dios y para servir a los demás.



Verdad relacionados:

¿Quién es el Espíritu Santo?

¿Cuál es el papel del Espíritu Santo?

¿Cuándo recibimos el Espíritu Santo?

¿Qué significa ser colmado del Espíritu Santo?

¿Qué es el fruto del Espíritu?


Volver a:
La verdad sobre el Espíritu Santo







Buscar:



Navegación

Acerca

Fe