¿Cómo es que Satanás pensó que podría vencer a Dios?

Si Satanás vivió en la presencia de Dios, ¿cómo podría pensar que podría derrotar a Dios? La respuesta bíblica clara es el orgullo. El orgullo puede hacer que una persona vea las situaciones de una manera poco realista, como fue el caso de Satanás: " Decías en tu corazón: ‘Subiré hasta los cielos. ¡Levantaré mi trono por encima de las estrellas de Dios! Gobernaré desde el extremo norte, en el monte de la reunión. Subiré a la cresta de las más altas nubes, seré semejante al Altísimo».'"(Isaías 14: 13-14).

Ezequiel 28: 15-16 habla también de la caída de Satanás: "Desde el día en que fuiste creado tu conducta fue irreprochable, hasta que la maldad halló cabida en ti. Por la abundancia de tu comercio, te llenaste de violencia, y pecaste. Por eso te expulsé del monte de Dios, como a un objeto profano. A ti, querubín protector, te borré de entre las piedras de fuego." Estos versículos señalan que la caída de Satanás incluyó injusticia, violencia y pecado. En su orgullo, Satanás eligió el mal, buscó derrocar a Dios de Su trono y pecó en el proceso.

Otra razón por la que Satanás pudo haber pensado que podría vencer a Dios fue por su propia grandeza. Ezequiel 28: 12-14 ofrece la siguiente descripción de Satanás antes de su caída: "Eras un modelo de perfección, lleno de sabiduría y de hermosura perfecta. Estabas en Edén, en el jardín de Dios, adornado con toda clase de piedras preciosas: rubí, crisólito, jade, topacio, cornalina, jaspe, zafiro, granate y esmeralda. Tus joyas y encajes estaban cubiertos de oro, y especialmente preparados para ti desde el día en que fuiste creado. Fuiste elegido querubín protector, porque yo así lo dispuse. Estabas en el santo monte de Dios, y caminabas sobre piedras de fuego."

El Nuevo Testamento también señala claramente el gran poder que tiene Satanás. Judas 1: 9 declara que el arcángel Miguel no quería oponerse: "Ni siquiera el arcángel Miguel, cuando argumentaba con el diablo disputándole el cuerpo de Moisés, se atrevió a pronunciar contra él un juicio de maldición, sino que dijo: ‘¡Que el Señor te reprenda!’". Juan 12:31 llama a Satanás el "príncipe de este mundo".

Además de su poder, Satanás también es inteligente. Era lo suficientemente engañoso como para engañar a Eva en el Jardín del Edén. Sin embargo, su inteligencia para oponerse a los humanos está limitada por la voluntad permisiva de Dios. Por ejemplo, Dios permitió que Satanás tentara a Job, pero puso limitaciones a lo que Satanás podía hacer (Job 1: 7-12). Satanás también tienta a los creyentes hoy, incluso tentando a Jesús durante 40 días en el desierto, aunque sin éxito.

Por supuesto, la razón principal de la rebelión de Satanás es el mal. Él tiene el poder de la muerte (Hebreos 2: 14-15) y daña al pueblo de Dios (2 Corintios 12: 7). Su fin, sin embargo, es uno de destrucción. La Biblia claramente predice la derrota final de Satanás (Lucas 10:18; Juan 12:31), con su reinado terminando en el lago de fuego con tormento eterno separado de Dios (Apocalipsis 20:10).



Verdad relacionados:

¿Por qué permitió Dios que Satanás y los demonios pecaran?

¿Era Satanás un ángel?

¿Dios vs Satanás? Si Él es realmente todopoderoso, ¿por qué Dios simplemente no mata a Satanás?

¿Quién es Satanás?

¿Cuándo fue la caída de Satanás y cómo sucedió?


Volver a:
La verdad sobre ángeles y demonios






Buscar:



Navegación

Acerca

Fe