¿Qué es el demiurgo?

El término "Demiurgo" proviene de una palabra griega y se ha aplicado a varios creadores no bíblicos del universo.

Originalmente, la palabra se refería a un artesano especializado con habilidades que beneficiaban a la sociedad. Más tarde, algunos, incluyendo a Platón, comenzaron a atribuir la palabra para describir una especie de dios menor involucrado en la creación. Este creador recibió el título de Gran Artífice o Gran Arquitecto del Universo. Platón dijo que el demiurgo era bueno, pero debido a que tenía material de calidad inferior para crear el universo, el mundo resultó defectuoso.

Más tarde, otros le dieron al demiurgo características menos favorables. Los gnósticos describieron a este creador como tan orgulloso que era insensato, arruinando a la creación al no seguir apropiadamente las instrucciones de un Dios Supremo. Los gnósticos por lo tanto consideraron todas las cosas materiales defectuosas o malvadas porque todo lo físico fue producto del demiurgo. En contraste, todas las cosas espirituales fueron consideradas buenas.

Algunos gnósticos identificaron al Dios del Antiguo Testamento como el demiurgo y lo enfrentaron contra el Dios del Nuevo Testamento. Incluso otros gnósticos, llamados Valentinianos, describen al demiurgo como un espíritu de buen corazón pero ignorante que está atormentado por la corrupción del mundo. Esta versión tiene al demiurgo como parte de la redención de la humanidad.

Bíblicamente, el Dios del antiguo y nuevo testamento es el mismo Dios. Él creó el cielo y la tierra (Génesis 1) y no hay dioses secundarios o menores que le respondan o que reciban órdenes de Él. Dios, aunque trino, es un solo Dios. La corrupción del mundo se debe al pecado (Romanos 5:12; 1 Corintios 15:22). Dios mismo es el personaje central en la redención de hombres y mujeres pecaminosos cuando envió a su Hijo para salvar a los que creen en Él (Juan 3: 16–18).



Verdad relacionados:

¿Qué es el politeísmo?

¿Qué es el henoteísmo?

¿Qué es el panteísmo?

¿Qué es el panenteismo?

¿Existe Dios?


Volver a:
La verdad sobre creencias falsas






Buscar:



Navegación

Acerca

Fe