¿Quiénes o qué son las cuatro criaturas vivientes en Apocalipsis?

Las cuatro criaturas vivientes en Apocalipsis son especiales entre los seres angelicales. Existen para alabar a Dios por siempre ante Su trono, y sostienen "[…] copas de oro llenas de incienso, que son las oraciones del pueblo de Dios." (Apocalipsis 5: 6-14). Esto significa que llevan las oraciones de todos los creyentes a lo largo del tiempo, tanto las oraciones del pasado como las que se orarán, una ofrenda fragante ante el trono de Dios (Apocalipsis 8: 3-4). Esta fragancia eterna fue simbolizada por primera vez por el incienso que arde en el tabernáculo (Éxodo 25: 6).

Las cuatro criaturas vivientes se describen en Apocalipsis 4: 6-9; 5: 6-14; 6: 1-8; 14: 3; 15: 7 y 19: 4. Se dice que están "cubiertos de ojos por delante y por detrás" y a Juan le parecen como un león, un toro, un hombre y un águila en vuelo. Cada uno tiene seis alas y siempre dicen "Santo, santo, santo es el Señor Dios Todopoderoso, el que era y que es y que ha de venir". Estas cuatro criaturas vivientes se parecen mucho a las cuatro criaturas descritas en Ezequiel 1:10 e Isaías 6: 2. No está claro si estos pasajes están describiendo las mismas cuatro criaturas vivientes, pero es muy probable que sean del mismo orden exaltado de ángeles, cuyo trabajo principal es adorar a Dios y hablar Su santidad (Apocalipsis 19: 4). En respuesta a la adoración de las cuatro criaturas vivientes, los veinticuatro ancianos arrojaron sus coronas ante el trono de Dios en acuerdo (Apocalipsis 4: 10-11).

Uno de los aspectos más interesantes de las cuatro criaturas vivientes es que demuestran que Jesús, el Cordero de Dios, es igual a Dios mismo. Su adoración al Cordero en Apocalipsis 5: 6-14 está claramente dirigida hacia Jesucristo (Apocalipsis 5: 5; 9-10), y dicen: " ¡Digno es el Cordero, que ha sido sacrificado, de recibir el poder, la riqueza y la sabiduría, la fortaleza y la honra, la gloria y la alabanza! (Apocalipsis 5: 11-12) y " ¡Al que está sentado en el trono y al Cordero, sean la alabanza y la honra, la gloria y el poder, por los siglos de los siglos!" (Apocalipsis 5:13) y se postran y adoran al Cordero, junto con él que "está sentado en el trono": Dios, el Padre. La Escritura deja en claro que "el Señor es Dios, y que no hay otro fuera de él." (Deuteronomio 4:35; 1 Reyes 8:60). Dios habló a través de Isaías, diciendo: " Yo soy el Señor, y no hay otro; fuera de mí no hay ningún Dios." (Isaías 45: 5-6) y Jesucristo también respondió a la pregunta de los fariseos acerca de su identidad diciendo "Ciertamente les aseguro que, antes de que Abraham naciera, ¡yo soy!" (Juan 8:58). En base a su intento posterior de apedrear a Jesús, sabemos que su declaración "Yo soy" se tomó como "Yo soy Dios" y los fariseos lo tomaron como una blasfemia. Pero las palabras y la adoración de las cuatro criaturas vivientes dejan en claro que Jesús estaba diciendo la verdad.



Verdad relacionados:

¿De qué diferentes tipos de ángeles habla la Biblia?

¿Qué son los arcángeles? ¿Hay más de un arcángel?

¿Cuáles son los serafines en la Biblia?

¿Qué son los querubines en la Biblia?

¿Qué son los ángeles según la Biblia?


Volver a:
La verdad sobre ángeles y demonios






Buscar:



Navegación

Acerca

Fe