¿Qué debe hacer un cristiano que está endeudado?

Es fácil decir "Sal de las deudas", pero esa es la respuesta rápida. Hacerlo realmente requerirá determinación, sacrificio y tiempo.

Primero, ora por sabiduría. La Biblia dice que pidas sabiduría a Dios y Él la proporcionará (Santiago 1: 5). Luego, decide confiar en Dios y en su ayuda y listo para obedecer Su dirección.

Entonces, manos a la obra.

El primer paso a dar es crear un presupuesto. Ten claro cuánto dinero tienes en cada período de pago, cuáles son tus facturas y responsabilidades, qué necesidades tienes y qué puedes utilizar para pagar la deuda. Es probable que debas hacer sacrificios en este paso y eliminar tantos gastos como sea posible. Reduce tu entretenimiento y cualquier otra factura que puedas eliminar o reducir. Tu prioridad debe ser pagar tu deuda. La mayoría de los asesores de deudas dicen que te concentres en tu deuda más pequeña y trates de eliminarla rápidamente, luego concéntrate en tu próxima deuda más pequeña.

Comprométete a seguir tu presupuesto y aborda estos problemas también:

Continúa contribuyendo a tu iglesia local y posiblemente a otros ministerios. Determina qué cantidades y organizaciones apoyar. "Cada uno debe dar según lo que haya decidido en su corazón, no de mala gana ni por obligación, porque Dios ama al que da con alegría." (2 Corintios 9: 7).

Busca consejos sabios y piadosos. Es posible que tu iglesia pueda remitirte a un consejero financiero piadoso o alguien capacitado para ayudarte. También puedes buscar ayuda en ministerios como Crown Financial Ministries.

Pónte en contacto con todas las personas a las que les debes dinero y pídeles que planifiquen juntos cómo eliminar la deuda. Pregunta por tarifas más bajas o reducciones de pago. Obtén ayuda para negociar tu deuda.

Ejerce disciplina al gastar y eliminar tus deudas. Puedes pedir a hermanos en la fe que se unan a ti en oración y que también te ayuden a ser responsable al llevar a cabo tu plan. Pídele continuamente al Espíritu Santo que produzca el fruto del dominio propio dentro de ti (Gálatas 5: 22–23) y pídele a Dios que bendiga tus planes para honrarlo (Proverbios 16: 3).

Recuerda acudir continuamente a Dios cuando comiences a desanimarte o preocuparte. "No se inquieten por nada; más bien, en toda ocasión, con oración y ruego, presenten sus peticiones a Dios y denle gracias." (Filipenses 4: 6). Y recuerda seguir dando gracias a Dios, incluso en esta difícil circunstancia. "Estén siempre alegres, oren sin cesar, den gracias a Dios en toda situación, porque esta es su voluntad para ustedes en Cristo Jesús." (1 Tesalonicenses 5: 16-18).



Verdad relacionados:

¿Dice la Biblia algo sobre endeudarse monetariamente?

¿Cómo debe responder un cristiano a una crisis financiera?

¿Hay tal cosa como una carrera cristiana? ¿Qué carreras pueden considerar los cristianos?

¿Cuál es la visión cristiana sobre los pasatiempos?

¿Qué dice la Biblia acerca del propósito de la vida?


Volver a:
La verdad sobre las decisiones de vida







Buscar:



Navegación

Acerca

Fe