¿Qué debe hacer un cristiano si ha contraído una enfermedad de transmisión sexual (ETS)?

Las consecuencias terrenales de nuestro pecado a menudo permanecen y cobran un precio muy alto, incluso para los cristianos. Las enfermedades de transmisión sexual (ETS) se originan en la inmoralidad sexual, ya sea la tuya o la de alguien con quien hayas tenido relaciones sexuales. Las consecuencias de ese pecado son numerosas y pueden ser de gran alcance.

Cabe señalar que no todos los que contraen una ETS han participado en inmoralidad sexual. A veces, un cónyuge contraerá tal enfermedad por un cónyuge infiel. Estas consecuencias se vuelven mayores y más difíciles de manejar: los sentimientos de traición, enojo, dolor, rabia, tristeza y depresión a menudo se agregan a las implicaciones médicas de la enfermedad. A medida que el cónyuge busca tratamiento médico, también debe buscar un consejero bíblico que lo guíe a través de los sentimientos y la toma de decisiones. Independientemente de si se restaura el matrimonio, el perdón es crucial. Recibimos liberación cuando perdonamos a los que pecan contra nosotros (2 Corintios 2: 10-11).

La Biblia nos dice que el sexo y cualquier comportamiento asociado deben limitarse al matrimonio entre un hombre y una mujer (1 Tesalonicenses 4: 3, Colosenses 3: 5, Hebreos 13: 4). Cuando un cristiano tiene relaciones sexuales más allá de estos límites, ya sea que resulte en una ETS o no, el primer paso en respuesta es arrepentirse. El arrepentimiento es admitir que nuestra elección no está en línea con los deseos de Dios para nosotros, coincidir con Dios al respecto y determinar cambiar de dirección con Su ayuda.

Sin embargo, las consecuencias de nuestro pecado a menudo permanecen. Sin embargo, Dios puede usar incluso las consecuencias de nuestro pecado para bien (Romanos 8:28). No debemos doblegarnos ante la tentación de sentirnos condenados por Dios, ya que es Su gracia, no nuestro desempeño, lo que nos salva, incluso cuando tomamos decisiones pecaminosas (2 Corintios 5:21). En Cristo, no hay condenación (Romanos 8: 1). Aunque los efectos de nuestro pecado puedan permanecer, él ha pagado el castigo por nosotros. Podemos convertir los síntomas de la ETS en recordatorios y oportunidades para agradecer a Dios por su misericordia y perdón.

Como modelo, mira a José, quien fue arrojado a un pozo por sus hermanos para morir, luego vendido como esclavo y encarcelado injustamente (Génesis 37). Creía que Dios estaría continuamente con él y convertiría las malas intenciones de sus hermanos en buenas (Génesis 50:20). De hecho, José finalmente pudo salvar a toda su familia de la inanición debido a la influencia política que pudo adquirir al confiar en Dios.

Las consecuencias del pecado también pueden servir como recordatorio para otros de la paga eterna del pecado: la muerte (Romanos 6:23) y también de la oferta de restauración de Dios (Romanos 5:20). Nuestras elecciones después del pecado y a la luz de sus consecuencias pueden servir para definir quiénes somos y mostrar quién es Dios y qué desea de nosotros.

El pecado ha producido dolor y sufrimiento desde la caída del hombre en el jardín del Edén (Génesis 3:17; Romanos 5:12). Las consecuencias del pecado sexual no son peores, espiritualmente, que las consecuencias de otros pecados. Es cierto que cosechamos lo que sembramos (Gálatas 6: 7) y también que Dios es misericordioso y benevolente, y puede usar todo para lograr Sus buenos propósitos. Dios no pasa por alto el pecado, sino que se ocupa de él directamente. Nos perdona nuestros pecados por el sacrificio de Cristo. "Si confesamos nuestros pecados, Dios, que es fiel y justo, nos los perdonará y nos limpiará de toda maldad." (1 Juan 1: 9). Arrepentirnos de nuestro pecado, aceptar el perdón de Dios y vivir a la luz de la verdad de Su gracia es una respuesta apropiada a cualquier pecado que cometamos. Podemos pedir la ayuda de Dios para soportar las consecuencias de nuestro pecado y caminar con gratitud en la verdad de su amor duradero y perdón inclusivo.



Verdad relacionados:

¿La Biblia dice algo sobre el sexo antes del matrimonio?

¿El sexo es igual al matrimonio?

¿Hay perdón disponible para todos y cada uno de mis pecados?

¿Qué dice la Biblia acerca de los cristianos que van al doctor?

¿Cuál es la visión cristiana de los medicamentos recetados?


Volver a:
La verdad sobre las decisiones de vida







Buscar:



Navegación

Acerca

Fe