¿Qué es la convicción de pecado?

En Juan 16: 8 leemos: "Y, cuando él [el Espíritu Santo] venga, convencerá al mundo de su error en cuanto al pecado, a la justicia y al juicio". El papel del Espíritu es traer convicción a las personas con respecto a su pecado para llevarlas a la fe en Jesús y al servicio fiel a Él. Pero ¿qué es esta convicción?

Un gran ejemplo bíblico de la convicción de pecado se encuentra en Isaías 6: 5. Cuando Isaías experimentó a Dios en el templo, dijo: "¡Entonces grité: «¡Ay de mí, que estoy perdido! Soy un hombre de labios impuros y vivo en medio de un pueblo de labios blasfemos, ¡y no obstante mis ojos han visto al Rey, al Señor Todopoderoso!»” Estaba convencido de su pecaminosidad y necesidad de Dios.

Otro ejemplo se puede encontrar en el llamado de Cristo a Pedro. Pedro vivió la experiencia de ver a Jesús realizar un milagro cuando las redes se llenaban de tantos peces que se rompían. Él respondió a la grandeza de Jesús cayendo de rodillas, diciendo: "Al ver esto, Simón Pedro cayó de rodillas delante de Jesús y le dijo:—¡Apártate de mí, Señor; soy un pecador!" (Lucas 5: 8).

En Hechos 16, Dios envió un terremoto para rescatar a Pablo y Silas de la cárcel. Cuando ocurrió, "El carcelero pidió luz, entró precipitadamente y se echó temblando a los pies de Pablo y de Silas. Luego los sacó y les preguntó:—Señores, ¿qué tengo que hacer para ser salvo?'" (Hechos 16:29-30). Tuvo convicción de su pecado y la necesidad de Dios en su vida.

En el Salmo 51, David fue condenado por su pecado de adulterio y confesó al Señor: "Yo reconozco mis transgresiones; siempre tengo presente mi pecado. Contra ti he pecado, solo contra ti, y he hecho lo que es malo ante tus ojos; por eso, tu sentencia es justa, y tu juicio, irreprochable."(Salmo 51: 3-4). Él vio que su pecado en última instancia era contra Dios y era digno de juicio. Se arrepintió y pidió la misericordia de Dios como resultado.

Estos y otros ejemplos bíblicos muestran que la convicción de pecado es ver la oscuridad del pecado en contraste con la belleza y perfección de la santidad de Dios. Cuando una persona es condenada por el pecado, la respuesta adecuada es la de confesar el pecado y adorar a Dios. Sin embargo, incluso esta respuesta implica la obra de Dios. Juan 6:44 nos muestra: "Nadie puede venir a mí si no lo atrae el Padre que me envió, y yo lo resucitaré en el día final." Dios proporciona la convicción y nos lleva al arrepentimiento y la fe en Su Hijo Jesús.

La verdadera convicción también incluye el arrepentimiento. Hechos 17:30 comparte: "Pues bien, Dios pasó por alto aquellos tiempos de tal ignorancia, pero ahora manda a todos, en todas partes, que se arrepientan."



Verdad relacionados:

¿Qué es el pecado?

Las consecuencias del pecado - ¿Qué son?

¿Por qué todos los pecados son en última instancia contra Dios?

¿Dios odia el pecado? ¿Por qué?

¿Cuál es la verdad sobre la salvación?


Volver a:
La verdad sobre el pecado






Buscar:



Navegación

Acerca

Fe