¿Cómo puedo llegar a conocer realmente a Dios?

Verdaderamente conocer a Dios comienza con aceptar Su salvación. Sin el sacrificio de Jesús, estamos muertos en el pecado (Colosenses 2:13). Una persona muerta no puede incorporarse a la vida para conocer a alguien. Sin embargo, una vez que hemos aceptado el don de Cristo a través de la fe, podemos comenzar a conocer verdaderamente a Dios. La maravilla de la salvación es que no solo somos salvos por una eternidad en el infierno, sino a una vida en Cristo. Somos invitados a la comunión con Dios (Juan 17: 20-26), formamos parte de su familia (Romanos 8: 15-17).

Después de la salvación, conocer a Dios comienza por escuchar lo que tiene que decir acerca de sí mismo. Aunque no podemos conocer a Dios plenamente en esta vida (Isaías 55: 8-9, 1 Corintios 13:12), podemos conocerlo en parte. Él ha revelado ciertas cosas acerca de sí mismo a nosotros. Encontramos estas revelaciones en la Palabra escrita de Dios, la Biblia, y la Palabra encarnada, Jesús. También los recogemos a través de la creación, que es su revelación general para todos (Romanos 1:20). A los creyentes se les ha dado el Espíritu Santo para que podamos darle sentido a la Palabra de Dios y percibir las cosas que Él nos revela (Juan 16:13).

Además de leer las Escrituras, también participamos en cosas como la oración, el compañerismo y la adoración. Dios desea tener una relación personal e íntima con nosotros. Cultivamos esa relación como lo haríamos con cualquier otra: a través del tiempo, la conversación, compartiendo nuestros corazones. Estudiamos la verdad de la Palabra y también prestamos atención a nuestras experiencias. Le pedimos a Dios su guía. Jesús dijo: "Así que yo les digo: Pidan, y se les dará; busquen, y encontrarán; llamen, y se les abrirá la puerta. Porque todo el que pide recibe; el que busca encuentra; y al que llama, se le abre." (Lucas 11: 9-10). Hemos sido invitados a buscar a Dios. Podemos hacerlo con valentía (Hebreos 4:16).

También llegamos a conocer a Dios al obedecerle. Jesús dijo: "Permanezcan en mí, y yo permaneceré en ustedes. Así como ninguna rama puede dar fruto por sí misma, sino que tiene que permanecer en la vid, así tampoco ustedes pueden dar fruto si no permanecen en mí. […] Ustedes son mis amigos si hacen lo que yo les mando. […] No me escogieron ustedes a mí, sino que yo los escogí a ustedes y los comisioné para que vayan y den fruto, un fruto que perdure. Así el Padre les dará todo lo que le pidan en mi nombre. Este es mi mandamiento: que se amen los unos a los otros."(Juan 15: 4, 14, 16-17). Cuando obedecemos a alguien, comenzamos a entender sus deseos. Cuando obedecemos a Dios, también experimentamos las bendiciones que tiene para nosotros porque sus mandamientos son para nuestro bien. Permanecer en Dios es una forma de llegar a conocerlo; y cuando lo hagamos, nuestras actitudes y acciones comenzarán a reflejar el carácter de Dios (Mateo 12:33, Gálatas 5: 22-24, Efesios 2:10).

Hebreos 11: 6 resume la clave para verdaderamente conocer a Dios: "En realidad, sin fe es imposible agradar a Dios, ya que cualquiera que se acerca a Dios tiene que creer que él existe y que recompensa a quienes lo buscan." Primero, debemos tener fe para creer en Dios. Entonces debemos entender su carácter, que Él tiene cosas buenas reservadas para nosotros. Finalmente, debemos buscarlo seriamente. Estamos llamados a amar a Dios con todo nuestro corazón, alma, mente y fuerza (Marcos 12:30). Conocerlo es una respuesta de vida a su amor por nosotros. Al comprometer nuestra vida diaria, lo hacemos con Dios en nuestros corazones y en nuestras mentes (Colosenses 3:17).



Verdad relacionados:

¿Qué es el discipulado cristiano?

¿Por qué importa la obediencia a Dios?

¿Qué tan importante es el crecimiento espiritual en la vida cristiana?

¿Por qué se alienta a los cristianos a tener un devocional diario o tiempo personal con Dios?

¿Qué significa para los cristianos estar en el mundo pero no ser parte del mundo?


Volver a:
La verdad sobre la vida cristiana
Copyright 2011-2019 Got Questions Ministries - All Rights Reserved. conocer a Dios
¿Cuál es la verdad sobre la salvación?