¿Nos dice la Biblia cómo es el Cielo?

En la Biblia, la palabra "cielo" aparece 276 veces solo en el Nuevo Testamento. El cielo es un lugar real y se describe como la hermosa morada de aquellos que han confiado en Jesucristo como su Salvador. Pablo dijo que fue "arrebatado hasta el tercer cielo", pero no se le permitió decir lo que vio allí (2 Corintios 12:1-9). Si hay un tercer cielo, ¿cuáles son los otros dos? Los estudiosos concuerdan en que el primer cielo es lo que también se llama el cielo, o el firmamento, y es el espacio que contiene nubes, la atmósfera humana respirable que flota sobre la tierra. El segundo cielo se refiere a lo que llamamos "espacio" o el área donde se encuentran las estrellas, los planetas y las galaxias (Génesis 1:14-18).

El tercer cielo, que se le dijo a Pablo que no describiera, es donde Dios habita con los ángeles y las almas de los cristianos, habiendo tenido un lugar preparado para ellos por Jesucristo (Juan 14:2). Los santos del Antiguo Testamento también tienen un hogar habiendo muerto confiando en la futura promesa de Dios de un Redentor (Efesios 4:8). Es cierto para aquellos antes de la muerte de Cristo y después-aquellos que esperaban Su expiación y aquellos que, como nosotros, miran hacia atrás-que cualquiera que cree en Él nunca perecerá sino que tendrá vida eterna (Juan 3:16).

El apóstol Juan vio la ciudad del cielo y, a diferencia de Pablo, le dijeron que escribiera lo que veía. Esto es parte del libro de Apocalipsis, la visión espiritual del fin de los tiempos y la venida de Cristo. En Apocalipsis 21:10-27, Juan vio el cielo y la tierra nueva, llenos de la "gloria de Dios" (Apocalipsis 21:11), que es la presencia de Dios. Debido a que la presencia de Dios es luz, el cielo no necesita un sol o una luna, porque el Señor mismo es su luz (Apocalipsis 22:5).

La ciudad en el cielo tiene doce cimientos, cada uno hecho de una piedra preciosa diferente, sobre la cual están escritos los nombres de los doce apóstoles. Tiene calles de oro tan puro que es transparente. Tiene doce puertas, cada una lleva el nombre de una de las doce tribus de Israel, y cada puerta está hecha de una sola perla gigante (Apocalipsis 21:12-14). Fluyendo a través de la ciudad está el río de la vida, y bordeando el río hay árboles que llevan un tipo diferente de fruta cada mes, con hojas que "sanan a las naciones". Es maravilloso imaginar la belleza de estas cosas, pero la realidad es que el cielo será más hermoso y bueno de lo que podemos imaginar (Apocalipsis 22: 1-2, 1 Corintios 2:9).

Otra descripción que Juan da del cielo es que allí no habrá tristeza, ni dolor ni lágrimas (Apocalipsis 21: 4). Nunca más volveremos a sufrir la separación, porque no habrá mas muerte y se irá y nunca nos volverá a robar (Apocalipsis 20:6). No habrá enfermedad, ninguna duda o miedo, y ningún pecado. La parte más maravillosa del cielo será la presencia continua de Dios, de quien fluyen todas las cosas buenas y todas las bendiciones (1 Juan 3:2). Él, el Señor nuestro Salvador, estará con nosotros siempre, y podremos alabarle y agradecerle perfectamente por su sacrificio, por tomar nuestros pecados sobre sí mismo y por su provisión de nuestro hogar eterno en el cielo.



Verdad relacionados:

¿El cielo es real?

¿Qué dice la Biblia acerca de los nuevos cielos y la nueva tierra?

¿Hay realmente vida después de la muerte?

¿Qué sucede después de la muerte?

¿Cómo puedo estar seguro de que cuando muera iré al cielo?


Volver a:
La verdad sobre la eternidad





Copyright 2011-2019 Got Questions Ministries - All Rights Reserved. como es el cielo
¿Cuál es la verdad sobre la salvación?