¿Hay claves esotéricas en la Biblia?

Las llamadas claves esotéricas de la Biblia se refieren a una percepción y habilidades especiales que las personas reciben o desarrollan, sin embargo, son falsas y no son bíblicas. Incluso la idea de las claves esotéricas va en contra de las enseñanzas de la Biblia.

La Biblia enseña que el evangelio, las buenas nuevas de la salvación, está disponible para todas las personas (Mateo 11:25). Jesús les dijo a sus discípulos que la información que las personas necesitan se conocería (Mateo 10:26). Las cosas que están ocultas son conocidas por Dios mismo (Deuteronomio 29:29), y no solo por un grupo selecto de personas o personas especiales. "En verdad, Dios ha manifestado a toda la humanidad su gracia, la cual trae salvación" (Tito 2:11). Nuestro trabajo, y el trabajo de todos, es arrepentirse y creer (Hechos 17:30).

Las "claves esotéricas" pueden incluir misterios antiguos que repentinamente se hacen conocidos, descubrimientos bíblicos adquiridos a través de investigaciones y fórmulas cuidadosas, numerología, astrología, geometría sagrada y más. Este tipo de afirmaciones no son realmente nada nuevo. Los gnósticos afirmaron una visión especial, al igual que otros espiritistas.

La Biblia incluye una dosis de misterio y se nos alienta a estudiar y orar sobre las Escrituras, pero no hay claves o fórmulas ocultas para hacerlo. "Toda la Escritura es inspirada por Dios y útil para enseñar, para reprender, para corregir y para instruir en la justicia, a fin de que el siervo de Dios esté enteramente capacitado para toda buena obra." (2 Timoteo 3: 16–17).

Las personas que afirman tener claves esotéricas también afirman estar entre los pocos que tienen acceso a ese conocimiento. Otra afirmación frecuente es que muchas religiones tienen puntos en común, pero han sido adulteradas por razones sociales o políticas.

La Biblia, la teología cristiana ortodoxa sólida, e incluso la arqueología y la historia, se oponen a tales afirmaciones. El Evangelio de Juan, por ejemplo, es el mismo hoy que las copias encontradas apenas unos 100 años después de la muerte y resurrección de Jesús. Miles de los primeros textos bíblicos coinciden con sus homólogos de hoy. En 1 Corintios 15, leemos el resumen de Pablo de la fe que incluye la muerte y resurrección de Jesús. Estas declaraciones pueden rastrearse dentro de los tres años posteriores a la crucifixión. Y, por supuesto, no todas las religiones se basan en los mismos fundamentos. Por ejemplo, las creencias aztecas se basan en el sacrificio humano, no en el amor y la justicia.

William Cooper es un ejemplo de alguien que afirmó tener claves esotéricas especiales. Cooper tuvo un programa de radio llamado “La Hora del Tiempo” y el 22 de junio de 1995 afirmó que todas las religiones querían que las personas hicieran "cosas buenas" y que Pablo no escribió que Jesús era Dios o que fue crucificado. Cooper también dijo que el Evangelio de Juan fue cambiado muchas veces y que había mensajes ocultos en la Biblia que la mayoría de los cristianos simplemente no entendían. Sus afirmaciones son infundadas en múltiples frentes. Al final, Cooper le disparó a un sheriff y fue muerto por la policía.

La Biblia es compleja y simple a la vez. Es la Palabra de Dios y debe ser estudiada, pero con conocimiento histórico y una comprensión del lenguaje en el que fue escrita. No hay claves secretas ni ocultas para llegar a Dios atrapadas en un conjunto complicado de fórmulas en las Escrituras. El mensaje del evangelio es fácil de entender, y otros puntos teológicos sobre cómo vivir una vida cristiana fiel son claros.



Verdad relacionados:

¿Cómo es inspirada la Biblia? ¿Qué significa que la Biblia es inspirada?

¿Qué partes de la Biblia se aplican a nosotros hoy? ¿Cómo podemos saberlo?

¿La Biblia todavía es relevante hoy?

¿Qué se entiende por suficiencia de las Escrituras? ¿Cómo es suficiente la Biblia?

¿Cómo puedo llegar a conocer realmente a Dios?


Volver a:
La verdad sobre creencias falsas






Buscar:



Navegación

Acerca

Fe