¿Es pecado involucrarse en cibersexo / sexo telefónico?

Si bien el sexo cibernético (sexting o pornografía en línea) no existía en los tiempos bíblicos, la Biblia es clara con respecto a los principios involucrados. Jesús personalmente mencionó que Dios proporcionó un diseño particular para la sexualidad familiar y humana que su pueblo debe seguir.

Los humanos fueron diseñados a imagen de Dios para vivir dentro de una relación matrimonial entre un hombre y una mujer en la cual la actividad sexual fortalece la relación y tiene el potencial de construir la familia a través de los hijos. Dios señaló específicamente que el hombre y la mujer son creados a su imagen: "Y Dios creó al ser humano a su imagen; lo creó a imagen de Dios. Hombre y mujer los creó," (Génesis 1:27).

Respecto a cuando un hombre y una mujer se unen en matrimonio, Dios señaló: "Por eso el hombre deja a su padre y a su madre, y se une a su mujer, y los dos se funden en un solo ser." (Génesis 2:24). Jesús comentó sobre este mismo versículo, enseñando: "Así que ya no son dos, sino uno solo. Por tanto, lo que Dios ha unido, que no lo separe el hombre." (Mateo 19:6).

Las variaciones de este ideal diseñado por Dios resultan en una variedad de preocupaciones personales, familiares y sociales. En particular, el Nuevo Testamento enseña a los creyentes a evitar la lujuria y el adulterio, abordando tanto el deseo como las acciones involucradas en la inmoralidad sexual (Mateo 5:27-28).

El sexo cibernético puede no incluir el sexo físico literal, pero involucra pensamientos, deseos y acciones sexuales que desagradan a Dios y son condenados como pecaminosos en las Escrituras. En cambio, Dios anima, "Por último, hermanos, consideren bien todo lo verdadero, todo lo respetable, todo lo justo, todo lo puro, todo lo amable, todo lo digno de admiración, en fin, todo lo que sea excelente o merezca elogio." (Filipenses 4:8).

Además, Hebreos 13:4 enseña: "Honroso sea en todos el matrimonio, y el lecho sin mancilla; pero a los fornicarios y a los adúlteros los juzgará Dios." Un matrimonio "sin mancilla" aquí incluye tanto evitar el adulterio como otras formas de inmoralidad sexual. Esto podría incluir cualquier otra forma de lujuria, pornografía, fantasías sexuales y cibersexo. El creyente en Cristo debería buscar honrar a Dios a través de pensamientos y acciones que agraden al Señor, ayuden a otros y apoyen a las familias piadosas.

Finalmente, debe tenerse en cuenta que varias adicciones sexuales son un área de debilidad para algunas personas. Quienes luchan en esta área en particular no deben ser vistos como "peores pecadores" o que ya no hay esperanza para ellos. En cambio, aquellos que luchan deben ser alentados a buscar ayuda, esperanza y ser responsables ante un amigo, consejero u otra persona de confianza que pueda ayudar a mejorar el crecimiento espiritual en esta área.



Verdad relacionados:

¿Qué dice la Biblia sobre la lujuria? ¿Qué es la lujuria?

¿Es la pornografía un pecado?

¿Es pecaminoso tener un fetiche sexual?

¿Menciona la Biblia la adicción al sexo?

¿Es la masturbación un pecado según la Biblia?


Volver a:
La verdad sobre el pecado






Buscar:



Navegación

Acerca

Fe