¿Qué simboliza el bautismo en agua?

El bautismo ha sido visto por mucho tiempo como un símbolo de limpieza. Antes del comienzo de la iglesia, la práctica del bautismo ya existía en la cultura judía como un acto de arrepentimiento y purificación. Juan el Bautista bautizó a las personas como un acto de arrepentimiento, preparando al pueblo judío para el advenimiento del Mesías.

Los seguidores de Jesús fueron bautizados y también bautizaron a otros. Poco antes de que Jesús ascendiera al cielo, ordenó a sus seguidores que bautizaran a personas de todas las naciones en el nombre del Padre, el Hijo y el Espíritu Santo a medida que se convertían en discípulos de Jesús (Mateo 28: 18-20).

Cuando la iglesia comenzó en Pentecostés, 3.000 personas creyeron y fueron bautizadas (Hechos 2:41). Esta práctica continuó mientras la iglesia se extendía desde Jerusalén a otros lugares a través del Imperio Romano y más allá.

Romanos 6: 3-4 ofrece una mirada importante al simbolismo del bautismo en agua: "¿Acaso no saben ustedes que todos los que fuimos bautizados para unirnos con Cristo Jesús en realidad fuimos bautizados para participar en su muerte? Por tanto, mediante el bautismo fuimos sepultados con él en su muerte, a fin de que, así como Cristo resucitó por el poder del Padre, también nosotros llevemos una vida nueva." Entrar al agua simboliza la muerte y el entierro. Salir del agua del bautismo simboliza la resurrección de los muertos y el comienzo de una nueva vida.

Este concepto se observa nuevamente en Colosenses 2:12: "Ustedes la recibieron al ser sepultados con él en el bautismo. En él también fueron resucitados mediante la fe en el poder de Dios, quien lo resucitó de entre los muertos." Estamos muertos en pecado ante Cristo. En el bautismo, somos sepultados con Él, luego resucitados con Él para una nueva vida.

A pesar de la importancia obvia que la Biblia le da al bautismo de los creyentes, está claro que el bautismo en agua no es lo que proporciona la salvación. La salvación es por gracia a través de la fe en Cristo (Efesios 2: 8-9). La salvación se encuentra en Jesús y solo en Jesús (Hechos 4:12). Un ejemplo clásico de esto se puede encontrar en el ladrón en la cruz. Creía en Jesús justo antes de su muerte; Jesús prometió que el hombre estaría con Él en el paraíso ese día (Lucas 23:43). Aunque el ladrón nunca fue bautizado, Jesús le prometió la salvación basada simplemente en la fe del hombre.

Además, las Escrituras muestran repetidamente que el bautismo fue originalmente destinado al creyente cristiano. La tradición del bautismo de infantes se desarrolló más tarde, aunque muchos usaron pasajes bíblicos para afirmar la práctica. El bautismo también tuvo lugar originalmente en agua, o por lo que se conoce como inmersión, como fue evidente en los bautismos dados por Juan el Bautista en el río Jordán y el bautismo de Jesús mismo por Juan (Mateo 3: 13-17). Aunque no se instruye una sola forma de bautismo, la inmersión refleja mejor el patrón original presentado en el Nuevo Testamento.



Verdad relacionados:

¿Qué es el bautismo cristiano?

¿Cuál es el significado de la Cena del Señor?

¿Por qué hay tanto desacuerdo sobre la Santa Cena?

¿Cuál fue el propósito de Dios al establecer la iglesia?

¿Qué es la Salvación?


Volver a:
La verdad sobre la iglesia






Buscar:



Navegación

Acerca

Fe