¿Qué enseña la Biblia sobre la autoridad?

La Biblia enseña que el mundo fue creado con una estructura de autoridad incorporada. En primer lugar, la Deidad tiene una estructura de autoridad con el Hijo bajo la autoridad del Padre: "Entonces Jesús afirmó: —‘Ciertamente les aseguro que el Hijo no puede hacer nada por su propia cuenta, sino solamente lo que ve que su Padre hace, porque cualquier cosa que hace el Padre, la hace también el Hijo.’” (Juan 5:19). La autoridad que Jesús tiene le fue dada por el Padre (Mateo 28:18), y el mundo entero está bajo la autoridad de Dios. Daniel 2: 20-21 dice: "¡Alabado sea por siempre el nombre de Dios! Suyos son la sabiduría y el poder. Él cambia los tiempos y las épocas, pone y depone reyes. A los sabios da sabiduría, y a los inteligentes, discernimiento."

La Biblia también enseña claramente que Dios es quien da a las autoridades terrenales su poder. Ya que Dios es quien finalmente los ha puesto en autoridad, debemos obedecerlos: "Sométanse por causa del Señor a toda autoridad humana, ya sea al rey como suprema autoridad, o a los gobernadores que él envía para castigar a los que hacen el mal y reconocer a los que hacen el bien. Porque esta es la voluntad de Dios: que, practicando el bien, hagan callar la ignorancia de los insensatos." (1 Pedro 2: 13-15). En Romanos 13, Pablo escribe acerca de cuál debe ser la actitud de un cristiano hacia la autoridad del gobierno: "Todos deben someterse a las autoridades públicas, pues no hay autoridad que Dios no haya dispuesto, así que las que existen fueron establecidas por él. Por lo tanto, todo el que se opone a la autoridad se rebela contra lo que Dios ha instituido. Los que así proceden recibirán castigo. Porque los gobernantes no están para infundir terror a los que hacen lo bueno, sino a los que hacen lo malo. ¿Quieres librarte del miedo a la autoridad? Haz lo bueno, y tendrás su aprobación […]" (Romanos 13: 1-3). Dios puso gobernadores humanos en su lugar para crear orden y justicia en el mundo. Él diseñó este tipo de autoridad sobre la base de la justicia (Proverbios 16: 2).

La Biblia reconoce la obvia discrepancia: muy pocos gobernantes humanos son justos. Pedro aborda este tema: "Criados, sométanse con todo respeto a sus amos, no solo a los buenos y comprensivos, sino también a los insoportables. Porque es digno de elogio que, por sentido de responsabilidad delante de Dios, se soporten las penalidades, aun sufriendo injustamente. Pero ¿cómo pueden ustedes atribuirse mérito alguno si soportan que los maltraten por hacer el mal? En cambio, si sufren por hacer el bien, eso merece elogio delante de Dios. Para esto fueron llamados, porque Cristo sufrió por ustedes, dándoles ejemplo para que sigan sus pasos.” (1 Pedro 2: 18-21). La Biblia también enseña que debemos respetar a los que trabajan en el ministerio: "Hermanos, les pedimos que sean considerados con los que trabajan arduamente entre ustedes, y los guían y amonestan en el Señor. Ténganlos en alta estima, y ámenlos por el trabajo que hacen. Vivan en paz unos con otros." (1 Tesalonicenses 5: 12-13).

Si bien puede que no sea lo que queremos escuchar, Dios ha puesto autoridad de varios tipos en nuestras vidas por una razón. Él trabaja a través de estas estructuras para traer justicia y orden al mundo, y espera que caminemos en obediencia y respeto por aquellos que tienen autoridad sobre nosotros.



Verdad relacionados:

¿Qué dice la Biblia acerca de ser sumiso?

¿Qué enseña la Biblia sobre el honor?

¿Qué significa para los cristianos estar en el mundo pero no ser parte del mundo?

¿Qué significa el mandato de amarnos unos a otros?

¿Qué dice la Biblia sobre la lealtad?


Volver a:
La verdad sobre diferentes temas






Buscar:



Navegación

Acerca

Fe