¿Cómo una persona agravia o apaga al Espíritu Santo (1 Tesalonicenses 5:19; Efesios 4:30)?

En 1 Tesalonicenses 5:19, el apóstol Pablo dijo a los creyentes: "No apaguen el Espíritu". Efesios 4:30 agrega: " No agravien al Espíritu Santo de Dios". ¿Qué significa agraviar o apagar el Espíritu Santo?

En 1 Tesalonicenses 5:19, Pablo usa la misma palabra que se usa para "apagar" o "extinguir" un fuego (Marcos 9:44). La idea era la de detener la habilidad del fuego de continuar esparciéndose. En el contexto de la carta de Pablo, él estaba animando a los creyentes a vivir una vida santa de acuerdo al Espíritu de Dios. No debían dejar de hacer las cosas que se les había ordenado realizar o vivir en el pecado en maneras que apagara o extinguiera el fuego del Espíritu de Dios que obraba en medio de ellos.

En Efesios 4:30, Pablo ordenó a los cristianos de Éfeso que no "agravien al Espíritu Santo de Dios". Agraviar quiere decir entristecer el Espíritu o hacer lo opuesto a lo que el Espíritu de Dios desea. El contexto del pasaje trata con el tema de la ira: " Eviten toda conversación obscena. Por el contrario, que sus palabras contribuyan a la necesaria edificación y sean de bendición para quienes escuchan." (Efesios 4:29). Debemos estimularnos unos a otros como creyentes, no derribarnos unos a otros. El derribarse unos a otros agravia al Espíritu Santo, ya que es inconsistente con los propósitos de Dios para nuestras vidas. Además de pecar como resultado de la ira, Efesios 4 ofrece otras formas en que los creyentes pueden agraviar al Espíritu. Esto incluye vivir como los incrédulos (Efesios 4: 17-19), mentir (Efesios 4:25), robar (Efesios 4:29), usar un lenguaje malo (Efesios 4:29), amargura (Efesios 4:31), no perdonar (Efesios 4:32), y la inmoralidad sexual (Efesios 5: 3-5).

En contraste, los creyentes deben decir la verdad (Efesios 4:25), no pecar cuando están enojados (Efesios 4:26), trabajar arduamente (Efesios 4:28), animar (Efesios 4:29) y ser bondadosos, compasivos, perdonándose unos a otros (Efesios 4:32). El contraste de agraviar al Espíritu incluye: "Por tanto, imiten a Dios, como hijos muy amados, y lleven una vida de amor, así como Cristo nos amó y se entregó por nosotros como ofrenda y sacrificio fragante para Dios" (Efesios 5: 1-2).

Hay similitudes entre apagar y agraviar al Espíritu. Ambos tienen lugar como resultado de un creyente que peca. Ambos se llevan a cabo como resultado de un estilo de vida centrado en uno mismo donde se está por sobre Dios y otros. Ambos incluyen prácticas pecaminosas vividas antes de conocer a Cristo. El deseo de Dios es para Cristo el creyente. El vivir como el "nuevo yo” que llegamos a ser a través de Jesucristo trae gozo a Dios y no apagará ni agraviará al Espíritu de Dios quien vive dentro de aquellos que creen.



Verdad relacionados:

¿Quién es el Espíritu Santo?

¿Cuál es el papel del Espíritu Santo?

¿Cuándo recibimos el Espíritu Santo?

¿El Espíritu Santo alguna vez deja a un creyente?

¿Qué significa ser colmado del Espíritu Santo?


Volver a:
La verdad sobre el Espíritu Santo







Buscar:



Navegación

Acerca

Fe