¿Cuáles son algunas de las razones por las que los padres cristianos practican el adoctrinamiento de sus hijos?

Adoctrinar significa instruir especialmente en fundamentos o rudimentos: enseñar. Hay dos razones básicas por las que los padres cristianos enseñan a sus hijos los fundamentos de su fe. Primero, la Biblia lo ordena y segundo, los cristianos creen que es lo mejor para sus hijos.

La educación se valora y promueve tanto en el Antiguo como en el Nuevo Testamento. Deuteronomio 4: 9 dice: "¡Pero tengan cuidado! Presten atención y no olviden las cosas que han visto sus ojos, ni las aparten de su corazón mientras vivan. Cuéntenselas a sus hijos y a sus nietos." A los padres se les dijo que enseñaran a sus hijos sobre las cosas que Dios había hecho. Deuteronomio 11: 19–20 habla de aprovechar todas las oportunidades a lo largo de cada día para enseñar a nuestros hijos acerca de Dios y sus caminos, diciendo: "Enséñenselas a sus hijos y repítanselas cuando estén en su casa y cuando anden por el camino, cuando se acuesten y cuando se levanten; escríbanlas en los postes de su casa y en los portones de sus ciudades. Este énfasis en la enseñanza de los niños continúa en el Nuevo Testamento en Efesios 6: 4 cuando dice: "[...] críenlos según la disciplina e instrucción del Señor." Entonces, los padres cristianos creen que Dios les ha ordenado que instruyan a sus hijos en los rudimentos de la fe.

Quizás una razón más convincente por la que los cristianos instruyen a sus hijos es que los padres creen que enseñar a sus hijos en realidad es lo mejor para los niños. Proverbios 16:20 dice: "El que atiende a la palabra prospera. ¡Dichoso el que confía en el SEÑOR!" Los padres cristianos desean que sus hijos prosperen y sean bendecidos. Proverbios 4: 10-12 dice: "Escucha, hijo mío, acoge mis palabras, y los años de tu vida aumentarán. Yo te guío por el camino de la sabiduría, te dirijo por sendas de rectitud. Cuando camines, no encontrarás obstáculos; cuando corras, no tropezarás." Los padres cristianos han encontrado significado y satisfacción en su fe, así como aplicaciones prácticas en sus propias vidas, y quieren transmitir esos beneficios a sus hijos. Por supuesto, la fe es una decisión personal y los padres no pueden obligar a sus hijos a creer, pero al darles instrucción directa sobre la fe, los capacitan para que tomen una decisión por sí mismos.

El término "adoctrinamiento" también implica aceptación sin cuestionamientos ni pensamiento crítico. La Biblia, sin embargo, desaconseja esta noción. 1 Tesalonicenses 5:21 nos dice que "Sométanlo todo a prueba, aférrense a lo bueno". 1 Juan 4: 1 dice: "No crean a cualquiera que pretenda estar inspirado por el Espíritu, sino sométanlo a prueba […]". 2 Pedro 3: 17-18 incluye la advertencia de "[...] manténganse alerta, no sea que, arrastrados por el error de esos libertinos, pierdan la estabilidad y caigan." Ni siquiera el apóstol Pablo (que escribió gran parte del Nuevo Testamento) debía ser creído ciegamente porque los bereanos son elogiados en Hechos 17:11 porque "todos los días examinaban las Escrituras para ver si era verdad lo que se les anunciaba." La Biblia enseña que el pensamiento crítico es necesario y que ningún maestro debe ser seguido o creído ciegamente.



Verdad relacionados:

¿La paternidad piadosa da como resultado hijos piadosos (Proverbios 22: 6)?

¿Dice la Biblia algo sobre ser un buen padre?

¿La Biblia dice algo sobre la evangelización de los niños?

¿Cuál es la forma bíblica de llevar a un niño a Cristo?

¿Cuál es el consejo bíblico para los padres que luchan por desprenderse de sus hijos adultos?


Volver a:
La verdad sobre la familia






Buscar:



Navegación

Acerca

Fe