¿Es Bíblico el concepto de ‘Una vez salvo, siempre salvo’?

La frase ‘Una vez salvo, siempre salvo’ es un modo común que usan los Cristianos para referirse a la enseñanza de la Biblia sobre la seguridad eterna. ¿Puede una persona que llega a poner su fe en Jesucristo perder su salvación?

Mientras muchos Cristianos discuten sobre este tema, la evidencia Bíblica apoya el punto de vista que un creyente no puede perder su salvación. En primer lugar, Romanos 8:1 enseña, “Por lo tanto, ya no hay ninguna condenación para los que están unidos a Cristo Jesús.” Un Cristiano, expresado aquí como una persona “unida a Cristo Jesús”, no puede ser condenado por pecados y no será separado de Dios por la eternidad.

Al final de Romanos 8, hay evidencia aun más fuerte que apoya este punto de vista sobre la seguridad eterna: “Pues estoy convencido de que ni la muerte ni la vida, ni los ángeles ni los demonios, ni lo presente ni el porvenir, ni los poderes, ni lo alto ni lo profundo, ni cosa alguna en toda la creación, podrá apartarnos del amor que Dios nos ha manifestado en Cristo Jesús nuestro Señor” (Romanos 8:38-39). Si no existe poder en toda la creación que pueda separar un creyente de Cristo, esto indica que la salvación de un Cristiano es eternamente asegurada.

Otros textos Bíblicos que apoyan este punto de vista de “Una vez salvo, siempre salvo”:

“Ustedes fueron sellados para el día de la redención” (Efesios 4:30).

“Yo les doy vida eterna y nunca perecerán, ni nadie podrá arrebatármelas de la mano. Mi Padre, que me las ha dado, es más grande que todos; y de la mano del Padre nadie las puede arrebatar” (Juan 10:28-29).

“Este mensaje es digno de crédito: Si morimos con él, también viviremos con él; si resistimos, también reinaremos con él. Si lo negamos, también él nos negará; si somos infieles, él sigue siendo fiel, ya que no puede negarse a sí mismo” (2 Timoteo 2:11-13).

“Dios demuestra su amor por nosotros en esto: en que cuando todavía éramos pecadores, Cristo murió por nosotros. Y ahora que hemos sido justificados por su sangre, ¡con cuánta más razón, por medio de él, seremos salvados del castigo de Dios! Porque si, cuando éramos enemigos de Dios, fuimos reconciliados con él mediante la muerte de su Hijo, ¡con cuánta más razón, habiendo sido reconciliados, seremos salvados por su vida! (Romanos 5:8-10).

¿Y los pasajes Bíblicos que parecen apoyar el punto de vista en el que se pierde la salvación? Dos pasajes importantes que se usan para combatir la seguridad eterna son 1 Corintios 3:12-15 y Hebreos 6:1-6. 1 Corintios 3, sin embargo, se refiere a la posibilidad de perder recompensas de un creyente después de la muerte. Versículo 15 enseña, él mismo será salvo, pero como quien pasa por el fuego” (1 Corintios 3:15). Cada creyente entrará al Cielo; la diferencia en este contexto tiene que ver con el tipo de recompensa que recibirá cada creyente. Hebreos 6 es más difícil de interpretar, algunos creen que fue escrito a creyentes y otros a no creyentes. Como el libro de los Hebreos fue escrito a Cristianos, lo más probable es que estos versículos también. También es importante el principio de interpretar los pasajes menos claros teniendo en cuenta los más claros. Aquellos pasajes que sí hablan claramente sobre este tema favorecen la seguridad eterna o “una vez salvo, siempre salvo.”



Verdad relacionados:

¿Cómo puede tener un creyente seguridad de su salvación?

¿Aún estoy salvo, si dudo de mi salvación?

La Gracia Salvadora– ¿Qué es?

¿La salvación es por medio de la fe o por obras o ambas?

¿Qué es la glorificación según la Biblia?


Volver a:
La verdad sobre la salvación

Copyright 2011-2019 Got Questions Ministries - All Rights Reserved. Una vez salvo siempre salvo
¿Cuál es la verdad sobre la salvación?