¿Qué significa que Dios está con nosotros?

Muchas veces, cuando decimos que alguien está con nosotros, queremos decir que son nuestros amigos. Nos beneficiamos de su compañerismo y camaradería. Ellos están ahí para nosotros en nuestro tiempo de necesidad o angustia. Están de nuestro lado y lucharán para defendernos.

Hablando bíblicamente, ¿qué significa que Dios está con nosotros? Primero, debemos definir "nosotros". Dios no está con todos en el sentido de ser amigo de todos. De hecho, las Escrituras nos dicen que después de la caída de Adán, todos los seres humanos nacen enemigos de Dios (Génesis 2:17; Salmo 51: 5; Romanos 8: 7). Habiendo pecado contra Dios, tanto por comisión como por omisión, hemos incurrido en una deuda de pecado que merece la ira eterna de Dios (Romanos 6:23).

Pero Dios prometió enviar un Salvador, un Mesías, para salvar al pueblo de Dios de sus pecados. Él prometió vencer la maldición del pecado y la muerte, que el hombre trajo sobre sí mismo cuando cedió a la tentación de Satanás (Génesis 3:15). El profeta Isaías habló acerca de este Mesías aproximadamente 700 años antes de su nacimiento (Isaías 7:14). Su nombre es Jesucristo y Él es el Emmanuel tan esperado, lo que significa que Dios está con nosotros (Mateo 1: 22–25). Jesús es la Palabra (Logos divinos) que está a la vez con Dios y es Dios (Juan 1:14). Jesús tomó carne humana y habitó entre nosotros; Él es completamente Dios y completamente hombre (Juan 1:18; Colosenses 1:19). Jesús es lo que significa que Dios esté con nosotros. Se vació a sí mismo y se humilló a sí mismo, tomando la forma de un siervo, para identificarnos y empatizar con los pecadores a quienes vino a salvar (Filipenses 2: 6–11; Hebreos 4: 15–16; 1 Timoteo 1:15). Rompió el muro divisorio de hostilidad entre Dios y nosotros (Efesios 2:14). Sacrificó su propia vida en la cruz por nuestros pecados, borrando así nuestra deuda (Colosenses 2: 13–14).

A través de la fe en Cristo, podemos reconciliarnos con Dios (Romanos 5:10). Como Dios y como hombre, Él está calificado para actuar como mediador entre nosotros (1 Timoteo 2: 5; Hebreos 8: 6; 9:15; 12:24). Él hizo la paz entre Dios y nosotros por Su sangre derramada en la cruz (Colosenses 1:20). De esta manera, Jesús demuestra que Dios nos ama (Romanos 5: 8). Nadie tiene mayor amor que dar su vida por sus amigos (Juan 15:13). Dios está con nosotros en el sentido de que envió a su Hijo a vivir, morir y resucitar por nosotros, para que podamos ser perdonados, aceptados, reconciliados y amados por el Padre. Antes de su ascensión, Jesús prometió enviar a sus discípulos otro Ayudante, el Espíritu Santo (Juan 14: 16–17). El Espíritu Santo es enviado por el Padre y el Hijo para vivir dentro de los creyentes. El Espíritu Santo nos guía hacia la verdad, nos consuela, nos fortalece, nos empodera, ora por nosotros y produce fruto a través de nosotros (Filipenses 2:13; Romanos 8:26; Gálatas 5: 22–26). De esta manera, Dios está con nosotros viviendo en nosotros.

Dios está con nosotros por medio de las promesas que nos hizo (2 Pedro 1: 4). Dios ha prometido a sus hijos que dispondrá todas las cosas para nuestro bien (Romanos 8:28). Él nos ha prometido que nunca nos dejará ni nos abandonará (Hebreos 13: 5). Dios ha prometido que nada nos separará del amor de Dios en Cristo (Romanos 8: 38–39). Él nos ha prometido resucitarnos de entre los muertos y otorgarnos vida y gozo eternos en Su presencia (1 Corintios 15:53; Tito 1: 2). Al vivir por fe en el Hijo de Dios y en las promesas de Dios, experimentaremos cada vez más la verdad de que el Dios trino (Padre, Hijo y Espíritu Santo) está con nosotros y por nosotros (Gálatas 2:20; Romanos 8: 31).



Verdad relacionados:

¿Cuáles son los nombres de Dios? ¿Qué significan los nombres de Dios?

¿Qué significa que Dios es amor?

¿Será que Dios me ama?

¿Quién es Jesucristo?

¿Por qué Dios exige la fe?


Volver a:
La verdad sobre Dios






Buscar:



Navegación

Acerca

Fe