¿Satanás tiene que pedir el permiso de Dios antes de poder atacarnos?

Job 1 y 2 describen a Satanás solicitando permiso de Dios para atacar la vida de Job. Según estos capítulos, algunos creen que Satanás debe pedirle permiso a Dios para atacarnos espiritualmente. ¿Es esto cierto?

Aunque Satanás solicitó permiso en el caso de Job, no hay evidencia de que esto se requiera en otras ocasiones. Lucas 22: 31-32 ofrece un ejemplo adicional con respecto a Pedro. Allí, Jesús declara: "Satanás ha pedido zarandearlos a ustedes como si fueran trigo." Típicamente, sin embargo, Satanás es retratado como un mentiroso y padre de la mentira, trabajando para destruir a otros sin obtener un permiso específico de Dios.

De hecho, Satanás es llamado el príncipe de este mundo (Juan 12:31; 14:30). Ya se le ha dado autoridad para operar en este mundo, tentando a la gente a pecar. Incluso tentó a Jesús en el desierto, siendo resistido por Él (Mateo 4: 1-11). Satanás pudo trabajar a través de Judas Iscariote para traicionar a Jesús sin ninguna mención de obtener un permiso específico de Dios.

En cambio, 1 Pedro 5: 8-9 enseña: "Practiquen el dominio propio y manténganse alerta. Su enemigo el diablo ronda como león rugiente, buscando a quién devorar. Resístanlo, manteniéndose firmes en la fe, sabiendo que sus hermanos en todo el mundo están soportando la misma clase de sufrimientos." Debemos esperar que Satanás ataque y estamos llamados a estar preparados y resistirlo. Santiago 4: 7 promete: "Así que sométanse a Dios. Resistan al diablo, y él huirá de ustedes."

Efesios 6: 10-20 también ofrece consejos claros sobre cómo responder a los ataques de Satanás. Nos mantenemos firmes, usando la "armadura espiritual" de Dios para responder con éxito a los esquemas del diablo: "Pónganse toda la armadura de Dios para que puedan hacer frente a las artimañas del diablo" (v. 11).

Satanás viene solo para robar, matar y destruir (Juan 10:10). 1 Juan 5:19 enseña, "Sabemos que somos hijos de Dios, y que el mundo entero está bajo el control del maligno." No debemos darle cabida al diablo (Efesios 4:27) sino más bien poner nuestra mente en las cosas del Espíritu (Romanos 8: 5).

Para aquellos que creen en Cristo, podemos descansar en su promesa de que "Ustedes, queridos hijos, son de Dios y han vencido a esos falsos profetas, porque el que está en ustedes es más poderoso que el que está en el mundo." (1 Juan 4: 4) Nada, ni siquiera Satanás, puede separarnos del amor de Dios en Cristo Jesús (Romanos 8: 37-39). Al final, Satanás será derrotado y su poder terminará (Apocalipsis 20:10).



Verdad relacionados:

¿Qué son los demonios según la Biblia?

¿Por qué Dios permite que Satanás y los demonios nos ataquen?

¿Por qué permitió Dios que Satanás y los demonios pecaran?

¿Cuándo fue la caída de Satanás y cómo sucedió?

¿Dios vs Satanás? Si Él es realmente todopoderoso, ¿por qué Dios simplemente no mata a Satanás?


Volver a:
La verdad sobre ángeles y demonios






Buscar:



Navegación

Acerca

Fe