¿De qué se trata el Día de Todos los Santos?

El Día de Todos los Santos es un día celebrado por la Iglesia Católica Romana (y otras Iglesias occidentales) el 1 de noviembre. En las Iglesias orientales, el Día de Todos los Santos se celebra el primer domingo después de Pentecostés. El Día de Todos los Santos conmemora la vida de los santos del pasado e incluye petición por sus oraciones ante Dios en el cielo.

El Día de Todos los Santos también se le conoce como Allhallows [en inglés]. A partir de esto, la celebración de Halloween se ha desarrollado, o la víspera del Día de Todos los Santos, la noche anterior a Allhallows. El enfoque en los espíritus en esta noche se origina con la superstición de que el mundo espiritual está más activo la noche anterior al Día de Todos los Santos. Otros nombres usados para el Día de Todos los Santos incluyen la Solemnidad de Todos los Santos, la Fiesta de Todos los Santos y Hallowmas.

Bíblicamente, los santos que nos han antecedido en la muerte están vivos con Cristo. Como el apóstol Pablo escribió: "Porque para mí el vivir es Cristo y el morir es ganancia." (Filipenses 1:21). Sin embargo, no hay un mandato bíblico para orar a los santos en el cielo o pedirles que oren por nosotros. En cambio, a los cristianos se les ordena orar: "Padre nuestro que estás en el cielo" (Mateo 6: 9). Los creyentes oran en el nombre de Jesús (Juan 14: 13-14) por el poder del Espíritu Santo.

Hebreos 4: 14-16 enseña que Jesús es nuestro intercesor y sumo sacerdote: "Por lo tanto, ya que en Jesús, el Hijo de Dios, tenemos un gran sumo sacerdote que ha atravesado los cielos, aferrémonos a la fe que profesamos. Porque no tenemos un sumo sacerdote incapaz de compadecerse de nuestras debilidades, sino uno que ha sido tentado en todo de la misma manera que nosotros, aunque sin pecado. Así que acerquémonos confiadamente al trono de la gracia para recibir misericordia y hallar la gracia que nos ayude en el momento que más la necesitemos."

Nos acercamos a Dios en oración dirigida a Él, no a través de los santos en el cielo. 1 Timoteo 2: 5 agrega: "Porque hay un solo Dios y un solo mediador entre Dios y los hombres, Jesucristo hombre".

Debido a la naturaleza no bíblica de orar a los santos en el Día de Todos los Santos, muchas de las Iglesias protestantes que conmemoran este día lo definen como un día para recordar a los santos, excluyendo la oración a los santos de la celebración. Puede que se enfoquen en Hebreos 11, que refleja los santos del pasado. También pueden usar Hebreos 12: 1-2, que dice: "Por tanto, también nosotros, que estamos rodeados de una multitud tan grande de testigos, despojémonos del lastre que nos estorba, en especial del pecado que nos asedia, y corramos con perseverancia la carrera que tenemos por delante. Fijemos la mirada en Jesús, el iniciador y perfeccionador de nuestra fe, […]”.

En resumen, el Día de Todos los Santos se basa en el calendario histórico de la iglesia, celebra a los santos del pasado e incluye oraciones a los santos muertos en el cielo. Su inclusión de oración a los muertos es inconsistente con las enseñanzas bíblicas. Aquellos que reconocen el Día de Todos los Santos deben hacerlo solo en el sentido de reconocer y recordar a los santos pasados como lo hace Hebreos 11, sin incluir las oraciones a los muertos de ninguna manera.



Verdad relacionados:

Muerte: ¿qué dice la Biblia al respecto?

¿Qué sucede después de la muerte?

¿El alma humana es mortal o inmortal?

¿Deberían los cristianos celebrar días festivos?

¿Qué es la Salvación?


Volver a:
La verdad sobre los días festivos






Buscar:



Navegación

Acerca

Fe