¿Dice la Biblia algo acerca de la administración del tiempo?

La mayoría de la gente piensa que la administración del tiempo se aplica a su día: ¿Cómo organizo mi día para tener éxito en lo que es más importante? Aunque la Biblia brinda consejos y orientación sobre cómo ordenar nuestro día, Dios está mucho más interesado en la vida de una persona.

Pablo instruye en Efesios 5: 15–16: "Así que tengan cuidado de su manera de vivir. No vivan como necios, sino como sabios, aprovechando al máximo cada momento oportuno, porque los días son malos." Moisés oró: "Enséñanos a contar bien nuestros días, para que nuestro corazón adquiera sabiduría." (Salmo 90:12). El tiempo disminuye. Nuestras vidas son breves. Queremos usar nuestro tiempo sabiamente.

David escribió: " «Hazme saber, Señor, el límite de mis días, y el tiempo que me queda por vivir; hazme saber lo efímero que soy. Muy breve es la vida que me has dado; ante ti, mis años no son nada. ¡Un soplo nada más es el mortal!” (Salmo 38: 4–5). De manera similar, Santiago 4:14 dice: "¡Y eso que ni siquiera saben qué sucederá mañana! ¿Qué es su vida? Ustedes son como la niebla, que aparece por un momento y luego se desvanece." Simplemente no sabemos cuánto tiempo tenemos en esta tierra.

Podemos concluir que debido a que nuestro tiempo es corto y no sabemos cuánto tiempo tenemos realmente, la administración del tiempo es importante. En otras palabras, ¿cómo debemos usar nuestro tiempo? ¿Qué es realmente importante?

La Biblia dice que lo que hagamos será probado: "Si alguien construye sobre este fundamento, ya sea con oro, plata y piedras preciosas, o con madera, heno y paja, su obra se mostrará tal cual es, pues el día del juicio la dejará al descubierto. El fuego la dará a conocer, y pondrá a prueba la calidad del trabajo de cada uno. Si lo que alguien ha construido permanece, recibirá su recompensa, pero, si su obra es consumida por las llamas, él sufrirá pérdida. Será salvo, pero como quien pasa por el fuego." (1 Corintios 3: 12-15). Debemos dedicar nuestro tiempo a cosas de valor eterno.

Además del concepto general de usar nuestro tiempo en cosas que realmente importan, la Biblia también brinda sabiduría práctica sobre cómo ordenar nuestros días. Por ejemplo, la Biblia habla de trabajar duro y evitar la pereza (Proverbios 6: 10–11; 12:24; 13: 4; Colosenses 3: 23–24; 2 Tesalonicenses 3: 10–12), orar continuamente (1 Tesalonicenses 5 : 17), la mayordomía (Mateo 25: 14–30), delegar (enseñada por el suegro de Moisés Jetro en Éxodo 18: 17–23), la necesidad de descansar (Hebreos 4: 9–11; Marcos 2: 27–28), hacer el bien a los demás (Gálatas 6: 9; 2 Tesalonicenses 3:13), ser sal y luz para el mundo que nos rodea (Mateo 5: 13–16), tener comunión con otros creyentes (Hebreos 10: 24–25), compartir el evangelio (Mateo 28: 18–20) y más. La Biblia entera nos ofrece consejos sobre cómo administrar nuestro tiempo (2 Timoteo 3:16 - 17). Dios nos ha equipado con todo lo que necesitamos para vivir vidas piadosas (2 Pedro 1: 3–11).

Dios nos dio una misión justo antes de dejar la tierra: "Por tanto, vayan y hagan discípulos de todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo, enseñándoles a obedecer todo lo que les he mandado a ustedes. Y les aseguro que estaré con ustedes siempre, hasta el fin del mundo." (Mateo 28: 19–20).

Que su tiempo siga los principios de la Palabra de Dios, ya que esta es la mejor manera de administrarlo.



Verdad relacionados:

¿Qué enseña la Biblia sobre el trabajo?

¿La Biblia enseña algo acerca de establecer metas?

¿Habla la Biblia acerca de cómo controlar nuestras emociones?

¿Qué dice la Biblia sobre el descanso y la relajación?

¿Qué significa el mandato de amarnos unos a otros?


Volver a:
La verdad sobre diferentes temas






Buscar:



Navegación

Acerca

Fe